contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 05 de noviembre de 2007

La ?parapol?tica? se mantiene vigente en Colombia

Aunque a simple vista parece que su influencia se redujo, la sombra de la "parapol?tica" no desaparece en la Costa. Los resultados electorales del pasado 28 de octubre demuestran que varios de o paridos que tienen nexos con las autodefensas ganaron en 21 alcald?as y tres gobernaciones, as? como curules en una Asamblea.

Ver cuadro con relaci?n de pol?ticos implicados en "parapol?tica"

Aunque a simple vista parece que su influencia se redujo, la sombra de la "parapol?tica" no desaparece en la Costa. Los resultados electorales del pasado 28 de octubre demuestran que varios de o paridos que tienen nexos con las autodefensas ganaron en 21 alcald?as y tres gobernaciones, as? como curules en una Asamblea.

El caso m?s notorio es C?rdoba, donde 17 de sus 28 alcald?as estar?n en manos de grupos afines a los ex congresistas Reginaldo Montes, Miguel de Espriela y Juan Manuel L?pez, todos ellos presos en el penal de La Picota.

La situaci?n de Sucre tambi?n es bastante inquietante, dado que en la Gobernaci?n y en la Alcald?a de Sincelejo ganaron candidatos cercanos a ?lvaro Garc?a y Jairo Merlano, tambi?n detenidos por "paapol?tica".

En Magdalena, donde un desmovilizado de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) gan? la Alcald?a de Pivijay, tambi?n se afirma que el Gobernador electo es cercano a Trino Luna.

Una Alcald?a en Bol?var (Turbaco) y otra en el Atl?ntico (Campo de la Cruz), completan el nuevo mapa "para" de la Cosa a partir del 1 de enero, donde tomar?n posesi?n de sus nuevos cargos, gobernadores, alcaldes, ediles, concejales y los curules a la Asamblea.

M?s de 40 los parlamentarios son investigados por "parapol?tica".

El 17 de enero de 2006, los directores del partido de la U, Juan Manuel Santos, y de Cambio Radical, Germ?n V?rgas Lleras, anunciaron la expulsi?n de cinco congresistas por presuntos v?nculos con paramilitares. Los cinco pol?ticos afectados eran fieles aliados del gobierno y aunque hab?a rumores sobre sus relaciones non sanctas, no se constataban hasta entonces las ilegalidades. Muchos afiliados de ambos partidos llegaron a calificar como precipitada la medida tomada por Santos y Vargas. Sin embargo hoy, tres de ellos -Dieb Maloof, Lu?s Eduardo Vives, Jorge Castro- est?n detenidos por "parapol?tica"; otro -el representante Jorge Caballero- anda pr?fugo en Europa, y el quinto -el senador Habib Merheg-, est? siendo investigado por lo mismo.

A primeros del 2006, se lleg? a decir que est?bamos ante hechos aislados y que hab?a que restarle importancia a lo sucedido. En noviembre del 2007, esos casos han dejado de ser aislados y ya suman m?s de 40 parlamentarios. Ni el proceso 8000 -hasta ahora el esc?ndalo pol?tico por excelencia de la ?ltima d?cada en Colombia- la Justicia se hab?a ocupado de tantos congresistas al mismo tiempo. Y de tantos gobernadores: hay dos detenidos -los de Magdalena y Cesar- y uno ex pr?fugo, Salvador Arana, de Sucre.

Ni los m?s cr?ticos con el sistema pol?tico colombiano se imaginaban que a la fecha de hoy, la mayor?a de la dirigencia pol?tica tradicional de cuatro departamentos -Cesar, Magdalena, Sucre y C?rdoba- estar?a sub-j?dice.

Merece la pena destacar, que todo este esc?ndalo de "parapol?tica" posiblemente nunca habr?a llegado a estos niveles si no fuera por dos hechos concretos: el allanamiento de una casa en Santa Marta en marzo de 2006 y la decisi?n de la Corte Suprema de desempolvar una investigaci?n contra el senador ?lvaro Garc?a. En el allanamiento se encontr? el llamado computador de "Jorge 40". All? hab?a informaci?n sobre v?nculos de varios pol?ticos con el jefe paramilitar, que, en primera consecuencia: fueron detenidos cuatro diputados de Sucre, cuyas voces hab?an sido grabadas por miembros de las autodefensas durante una reuni?n que sostuvieron con los pol?ticos.

En octubre, la corte llam? a indagatoria a los senadores ?lvaro Garc?a y Jairo Merlano, as? como al congresista Eric Morris. Esto signific? un nuevo punto de inflexi?n en las actuaciones de la Justicia en Colombia. Nunca la Corte, es m?s alto tribunal de la justicia penal, se hab?a atrevido a imputar a con un pol?tico todopoderoso como ?lvaro Garc?a en un caso como este. Esta situaci?n, permiti? que se visualizara la verdadera dimensi?n de la "parapol?tica" -la que no afecta directamente al presidente ?lvaro Uribe, a?n perfectamente parapetado frente a los procesos judiciales-.

A partir de ah?, la Corte y la Fiscal?a General empezaron a verse inundadas de denuncias de testimonios y de pruebas de v?nculos de pol?ticos y paramilitares. Declaraciones de imputados como el senador Miguel de la Espriella, dejaron a la luz las reuniones clandestinas entre parlamentarios, dirigentes regionales y comandantes de las autodefensas. La osad?a y falta de recato en algunas de las declaraciones de los implicados, da a entender la visi?n de impunidad que hasta entonces hab?an tenido los pol?ticos colombianos ante la ley.

La desfachatez de los incriminados ha sido patente. Todos declaran su inocencia. Alegan que fueron obligados, que no hab?a otra opci?n que tratar con los jefes feudales armados, y que lo hicieron por "salvar a la patria". Hasta ahora, esa explicaci?n no ha prosperado en la Corte. Tal vez por eso varios de ellos optaron por renunciar a su investidura, pedir a la Fiscal?a que los investigue y esperar que un juez les d? la raz?n.

La para-pol?tica a la sombra del presidente Uribe.

La vinculaci?n formal del senador Mario Uribe a la "parapol?tica" es el trago m?s amargo que le ha tocado hasta ahora pasar al presidente Uribe, tanto por su cercan?a familiar como por su significado pol?tico.

Desde que comenz? la investigaci?n de las vinculaciones de pol?ticos colombianos con el "paramilitarismo", nunca se hab?a tocado de tan cerca a la Casa de Nari?o. El turno le toc? al senador Mario Uribe Escobar, el primo del alma del presidente ?lvaro Uribe. Enterado de la noticia, Uribe declarar?a: "Como Presidente, debo apoyar a la justicia. Como persona, siento tristeza". Pero ?qu? hay detr?s de todo esto?

La cercan?a entre el Presidente y el senador no se limita a los v?nculos de sangre. Se ha construido a lo largo de muchos a?os de actividad conjunto en la pol?tica. Los propios inicios de ambos fueron comunes: en el guerrismo, el movimiento del m?tico caudillo liberal Bernardo Guerra Serna. De all? salieron juntos, y en 1986, ambos fueron elegidos al Congreso: el actual presidente al Senado, y Mario a la C?mara. Cuando el actual mandatario aspir? a la c?mara, su primo hered? el curul senatorial. Han sido parejas paralelas y complementarias, y precisamente esto es lo que hace pronosticar que dif?cilmente Mario Uribe actuara a parte del presidente.

Mario Uribe esta imputado por declaraciones que le implican con paramilitares de Caucasia tratando de hacerse con unas tierras baratas en la regi?n de Antioquia, y de igual manera en reuniones con ilegales en Sahag?n (C?rdoba) para conseguir fincas en Sucre. Pero lo que realmente importante que tiene sobre sus espaldas le ha llegado a trav?s de las declaraciones del paramilitar Salvatore Mancuso, quien asegura que se reuni?n un par de veces que Uribe lo hab?a buscado para que le ayudara a conseguir votos en las zonas bajo su influencia.

por Decio Machado, Delegado de Paz con Dignidad en Am?rica Latina (Para Kaos en la Red)

Fuente: Kaos en la Red

Añadir comentario


Ha decir verdad sino fuera por este grupo llamado paramilitares la guerrilla (FARC) estar?an acabando con este pa?s es horrible todo lo que hacen y no se puede permitir en ningun lugar del mundo que una cantidad de resentidos sociales y desadaptados quieran destruir un pa?s somos libres pero hasta que no pases el limite del respeto y la legalidad de lo conttrario hay que frenar ese libertinaje terrorifico.

As? que usted prefiere la violencia y los asesinatos de los paramilitares y no los de las FARC. Pero igual, le gustan los muertos, no?
Por ac? m?s bien creemos que la violencia no es una opci?n valida ni para las FARC, ni para los paramilitares, ni para el gobierno.
La paz en Colombia, despues de decenas de a?os de guerra interna, no va a encontrar ninguna otra salida que la negociaci?n pol?tica entre las partes...
¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com