contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 05 de noviembre de 2007

?Se te corre la tanga!

La propuesta de Alan Garc?a, contenida en su art?culo "El s?ndrome del perro del hortelano", como era de esperar, ha recibido el entusiasta apoyo de la derecha pol?tica y empresarial.

Supuestamente Alan Garc?a se preocupa por los pobres, pero una propuesta que quiere concentrar todav?a m?s los recursos en pocas manos va a incrementar a?n m?s la brecha social. Es de recordar que Am?rica Latina es la regi?n m?s desigual del mundo, y que el Per? es uno de los pa?ses m?s desiguales del continente. No hay soluci?n si no se redistribuye la riqueza.

Alan Garc?a lleg? al poder con la promesa de un "cambio responsable": su alternativa al programa de Unidad Nacional, "el gobierno de los ricos" (Garc?a dixit). Hoy Garc?a ha asumido como suyo ese mismo programa. Repitiendo el gui?n de Alberto Fujimori en 1990, Garc?a se ha pasado a la derecha con armas y bagajes, traicionando a sus electores. El transfuguismo ideol?gico contribuye a desprestigiar la pol?tica, al punto de que "pol?tico" es considerado hoy casi una mala palabra.

Quienes apoyan el viraje de Garc?a apuestan a profundizar el car?cter primario exportador de la econom?a peruana, vendedora de materias primas y dependiente de las fluctuaciones de los precios en el mercado internacional, cuando hay alarma ante la amenaza de una recesi?n mundial.

En el Per?, la privatizaci?n de las empresas representa inmediatamente su desnacionalizaci?n. A?n m?s, la "privatizaci?n", en varios casos, es solo desnacionalizaci?n. La venta del sistema telef?nico peruano por Fujimori en 1994 es paradigm?tica: aunque se anunci? como "privatizaci?n" la que compr? el sistema fue la Telef?nica de Espa?a, otra empresa estatal. Se desnacionaliz?, no privatiz?. Algo similar sucede hoy con la miner?a, al presentar como "privatizaciones" la venta de Marcona y Majaz a consorcios estatales chinos.

En el Per? no existe una clase empresarial capaz de adquirir los recursos que el Estado saca a la venta, como sucede en Chile, donde se refuerza un sector privado chileno que no solo tiene presencia nacional sino que est? expandi?ndose sobre otros pa?ses, como el Per?. La burgues?a peruana, al aliarse con los capitales imperialistas, aspira a jugar el papel de socia menor, aportando sus contactos y su conocimiento del medio pol?tico, para facilitar los negocios y hacer lobbies en defensa de los intereses de las empresas transnacionales. Pretender que esto es "modernidad" es vender la vieja propuesta olig?rquica como posmoderna.

Aparentemente, la burgues?a peruana no es consciente de las tempestades que est? sembrando. L?stima que la factura no la pagar? ella sola.

Fuente: Per?21

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com