contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 04 de noviembre de 2007

Ladran, hortelanos

por C?sar Hildebrandt

El pobre hombre quiere un salario digno, que le impida la envidia y le permita a su hija no desdentarse en el camino. Pero, pudi?ndolo, no se lo dan. Perros del hortelano ?aunque los perros de esta columna son distintos a los del doctor Garc?a: estos comen pero no dejan comer?.

A otro le prometieron que ese service, que cobra mil d?lares por plaza de trabajo pero que s?lo paga mil soles por jornadas de doce horas de lunes a s?bado, iba a ser castigado. No s?lo no lo han castigado sino que ha crecido porque ahora tiene en su no-planilla a m?s obreros de la misma empresa. Y es que Recursos Humanos les dijo: ?o pasan al Service o se quedan sin nada?. Perros del hortelano.

A la comunidad de Ocopampa les entr? la miner?a por la v?a f?rrea de los hechos. Buenaventura ?dicen muchos comuneros, pero nadie los escucha? ha secado puquios y manantiales y ha vuelto escaso lo que era man? de las lluvias. Los comuneros quieren llegar a un arreglo con la mina. La mina les manda a decir que no, que no hay nada que discutir. Ahora dicen que Ocopampa es un distrito narco-terrorista. Perros del hortelano.

El se?or candidato aprista dijo en la campa?a electoral que ?l no firmar?a el TLC as? como estaba y que se atrever?a hasta a desconocer la firma de Alejandro Toledo si el tal tratado se firmara en esos d?as. Ahora el TLC est? a punto de ser firmado por el mismo se?or que lo repudi?. Con el agravante de que en el camino se le han a?adido sumisiones que afectar?n gravemente a los agricultores que no exportan pero s? producen alimentos para el mercado interno. El candidato aprista censur? el entreguismo de Toledo en la ?poca (2004) en que asist?a a las marchas de la ?comunista? CGTP y pateaba a quien le hiciera sombra. Perros del hortelano.

Cuando Haya de la Torre se puso a la derecha de Belaunde lo m?ximo que lleg? a decir fue que la inversi?n extranjera era imprescindible siempre y cuando se supiera tratar bien con ella ?es decir de igual a igual, en un contrato que implicase el parecido de los pares?. Lo que su disc?pulo y asesino doctrinario acaba de publicar en El Comercio no es Haya sino Ravines, no es Prial? sino Esparza, no es S?nchez sino Julio de la Piedra. Este Bruto que apu?ala a su maestro desde el poder, ?a qu? categor?a de hortelano pertenece?

En La Cantuta hay estudiantes rebeldes y anti-sistema. Pues ya hay una campa?a para decirles senderistas, pro senderistas y filosenderistas. O sea que Kerosene puede proceder y Mart?n Rivas puede planear. Que capturen a esos estudiantes, que militaricen la universidad, que los maten a todos por si acaso y que esta vez no se olviden de los llaveros. Perros del hortelano.

Los cocaleros siembran coca y el gobierno no quiere que siembren coca. Pero no hay di?logo sino arranc?n masivo de cocales, con la DEA vigil?ndolo todo como si el Per? ya hubiese sido comprado por completo. Y como no hay di?logo, puede haber violencia. Y como habr? m?s violencia, sin duda, entonces se dir? que el narcotr?fico, que tantas narices ha reclutado en la pol?tica, el periodismo y las clases m?s bien altas, lo ha invadido todo y que todos los cocaleros son narcos. Perros del hortelano.

Volver a ser el pa?s de siempre ?esta plasta de pa?s? fue la opci?n del civilismo perdedor (el de Pardo) y del anticivilismo vendedor (el de Legu?a, que por poco no adquiri? la nacionalidad estadounidense). Pero ahora es la opci?n sin remordimientos del ?nico partido socialdem?crata que quedaba en las reservas. Si el Apra gobierna como el mariscal Benavides y la izquierda es un c?ctel amable de Susana Villar?n, ?por qu? no habr?an de retornar las pr?dicas violentistas? Cuando Humala pod?a ganar las elecciones, los empresarios hablaron de inclusi?n y del nosotros social. Ahora hablan de lo bien que le va al BCP. Perros del hortelano.

Hay quienes piensan que el mundo est? bien y no debe de cambiar. Ese lujo se lo pueden dar los pa?ses que est?n por encima de los 25,000 d?lares de ingreso per c?pita. Pero esos pa?ses han logrado lo imposible: que los pobres diablos de la pol?tica internacional, los pa?ses pobres que esperan hace d?cadas que el liberalismo ortodojo los saque del estancamiento, piensen como ellos y hagan coro con ellos en los foros donde se discute el futuro y la sostenibilidad de la actual econom?a. Esos pobres diablos de la escena internacional se sienten protag?nicos porque Washington los felicita y la UE, madriguera del ego?smo, les da un abrazo. Perros del hortelano.

Porque se puede ser justo sin ser comunista y equitativo sin ser violento y firme ante la riquer?a mineralizada sin necesidad de apostar al apocalipsis. Y se puede ser socialista en la distribuci?n y mixto en mil empresas y privado en otras mil y hasta estatal en algunas y el mundo no se cae, Madonna no deja de cantar y Bush no deja de burrear y el perro del hortelano no deja de levantar la pata. Pero para atreverse a eso hay que estar vivo y hay que odiar el calentamiento global y hay que ponerse el alma y volver al descontento alegre del que piensa que el mundo puede ser mejor.

Fuente: La Primera

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com