contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 07 de octubre de 2007

Bolivia.: El inminente golpe

* Desde Altercom llamamos a movilizar, con urgencia, la m?s amplia solidaridad mundial.

Junto a la conspiraci?n para ?matar al indio?e mierda?, se riega el rumor de un golpe que ya est? preparado y s?lo falta uno o dos pretextos que lo justifiquen.

Tampoco puede faltar la insistencia en que habr? una inflaci?n desatada; las transnacionales aprovechan para declarar, con mucha seriedad, que invertir?n cuando desaparezcan las se?ales de inseguridad econ?mica en el pa?s.

Si se echa un vistazo a la realidad, nada de esto tiene consistencia. No hay condiciones para que suceda una u otra cosa; en realidad, para que ocurra todo, porque se trata de que se produzcan estos acontecimientos en forma sucesiva. Es la teor?a del domin?, tan grata a la ?inteligente? CIA: basta derribar una ficha, para que las dem?s caigan.

Pero en su plan, hay un factor que no PODEMOS ignorar. Se trata de repetir y repetir una mentira, hasta hacerla realidad. Es que, de tanto escuchar el mismo rumor, terminamos por no darle ninguna importancia, lo que permite que siga difundi?ndose sin desmentidos. Nos cansamos de demostrar su falsedad y dejamos que sigan propag?ndola. Porque hay grupos, los que tienen el poder econ?mico, que creen en estos rumores; peor a?n, contribuyen a hacerlos ciertos.

PLAN DE ASESINATO

Que circule un panfleto convocando a matar al presidente Evo Morales, es algo que hemos registrado desde hace m?s de un a?o. ?sta podr?a ser una repetici?n, sin m?s importancia que las anteriores. Tiene todos los elementos encontrados en los anteriores: propuesta desfachatada, incitaci?n al odio, mentiras descaradas. Pero llama la atenci?n algo distinto: simult?neamente, han circulado miles de copias impresas, lleg? a otros tantos correos electr?nicos y se envi? a los mandos policiales y militares. Parece indicar que, esta vez, la apuesta es mayor.

Porque, si se tratara de asesinar al Presidente, no se har?a tanta difusi?n. Lo que buscan es que se redoblen medidas de seguridad; intentan, con eso, que haya reacciones en?rgicas y, si es posible, que haya una v?ctima.

En esas circunstancias, puede desatarse el resto de la trama.

?Consecuencias? No importa cu?les sean. Lo importante es recuperar sus prebendas.

PREPARATIVOS DEL GOLPE

Un golpe de Estado, como registra la historia de Bolivia, apenas ser?a un dato m?s. Nadie se espantar?a con que, aquello, suceda en este pa?s de tantos sucesos sangrientos.

Al menos, as? creen, o al menos pretenden creer, los confabulados. No quieren tomar en cuenta la opini?n internacional que los condenar?a. O, ?quiz?s somos demasiado optimistas? Realmente, ?estamos seguros que habr? un indiscutible repudio en todo el mundo?, ?al menos en Am?rica Latina?, ?algunos gobiernos de pa?ses vecinos se contentar?an con una declaraci?n?

A?n si mantenemos el convencimiento de que habr? una reacci?n de todos los pa?ses, no descartemos la posibilidad del golpe. Ocurrido ?ste, eliminados los elementos indeseables, los golpistas pueden mostrar arrepentimiento y pedir disculpas, convocando a elecciones de inmediato. As? todos quedan en paz, la democracia queda ?restituida?, ?matar al indio?e mierda? desapareci? y la mega banzerista volver? al gobierno.

?Que nadie se duerma en sus laureles!

LA INFLACI?N COMO COSTO

Pero, el plan no terminar?a ah?. Como los grupos de poder no robaron el erario nacional durante todo este tiempo, lo har?n a manos llenas. La justificaci?n est? cantada: el gobierno de Evo Morales es culpable; dej? vac?as las arcas fiscales.

Asistiremos entonces, a la eliminaci?n de las medidas de cambio implementadas hasta ahora, una tras otra. Las organizaciones sociales quedar?an descabezadas. La f?cil f?rmula del ?terrorismo por decreto? servir?a para condenar a quien se opusiera.

?Seguimos? La relaci?n podr?a ser larga, pero el que est? interesado puede leer la historia.

DESPIERTOS Y VIGILANTES

No es ocioso hacer este recuento. Tampoco se debe a temor ni resignaci?n. Tiene el prop?sito de alertar a quienes, como la mayor?a del pueblo, est?n comprometidos con este proceso de cambio.

La cuesti?n de la autonom?a y el traslado de sede de gobierno, son banderas agitadas, no con el af?n de satisfacer demandas, reivindicaciones o anhelos. Se trata de mantener un clima tenso como caldero en el que vaya coci?ndose su tenebroso plan.

No hay que permitirles llevarlo adelante. No hay que caer en su juego. Es importante mantener la calma.

Una calma vigilante.

por Antonio Peredo Leigue*

* Antonio Peredo Leigue: Periodista y profesor universitario boliviano. Es Senador Nacional por el MAS. Fue director del Semanario Aqu? y en las elecciones de 2002 fue candidato vicepresidencial con Evo Morales.

Fuente: Altercom - Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicaci?n para la Libertad.

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com