contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 10 de octubre de 2007

En Bolivia, Santa Cruz es el primer consumidor de hoja de coca

* H?bito. Despu?s de muchos a?os el departamento desplaz? a Potos? y hoy lidera a escala nacional. Los vendedores al detalle aseguran que aument? el n?mero de masticadores

Imagen
P?blica. La venta de la hoja ?sagrada? se verifica, sobre todo en los mercados de las poblaciones rurales

Hay dudas sobre la coca excedentaria

M?ster, ?cu?nto va a llevar?, hay coca de la buena, le dice una vendedora de la hoja ?milenaria? a un menonita. Por las ma?anas y al atardecer es cuando m?s acuden a comprar coca los menonitas, rusos y brasile?os, que est?n saliendo o regresando a sus propiedades. ?Algunos prefieren la hoja seleccionada que viene sin palo?, asegura la vendedora.
Esta escena sucede en San Juli?n, a 230 km de la capital cruce?a, donde el consumo de la hoja dej? de ser un h?bito de la gente llegada del occidente. Ahora, en Santa Cruz, tambi?n cruce?os y extranjeros, sobre todo los que est?n dedicados a la actividad agr?cola o trabajan en el campo, tienen la costumbre del acullico. Prueba de este panorama es que el pasado mi?rcoles, en la tranca de Pailas, de 230 veh?culos que circularon a las 12:30, por lo menos cien conductores llevaban un ?bolo? en la boca. Entre ?sos se encontraban choferes de camiones que transportan troncas, ganado y chanchos. Tambi?n los conductores de buses y trufis.
Gema Loredo, una de los 280 comercializadores de hoja de coca de la Asociaci?n Juan XXIII, de Montero, da fe de que ha aumentado el consumo de coca en su estado natural. ?Hace 20 a?os no se ve?a al camba coquear, s?lo lo hac?a el colla. Ahora el cruce?o ha aprendido y consume en mayor cantidad que el occidental?. La experiencia de los vendedores indica que el hombre occidental compra Bs 2 ? 3 para una noche, en cambio el camba lleva hasta media libra, dependiendo de la cantidad de ?bolos? que prepare.
Adem?s, el comportamiento de venta indica que el consumo no discrimina el nivel social ni el sexo, puesto que gente de todo tipo adquiere la coca. Filomena Onofre, otra vendedora, recuerda que entre sus clientes fijos tiene autoridades ediles y agropecuarias, incluso profesionales m?dicos.
De hecho, durante las temporadas de siembra y cosecha, as? como en ?poca de zafra (de mayo a agosto) el consumo aumenta en un 30%, calcula Loredo. Muchos de los que llegan para trabajar se quedan y mantienen la costumbre del acullico. R?mulo Saravia dice que ahora ning?n jornalero quiere trabajar si no es con coca en la boca. ?Nunca aprend? esta pr?ctica, pero ahora no se consigue gente que trabaje si no se le promete su bolsa de coca. A algunos no les basta media libra para dos d?as?, dijo.
Jer?nimo Tarqui, hijo de un colonizador, dice que media libra alcanza para que su padre y un trabajador consuman la hoja durante cinco d?as.
A la lista de consumidores se suman las personas enfermas de diabetes y que desean bajar los niveles de grasa en la sangre, sostuvo Onofre.
En 1900, cuando el oriente boliviano ignoraba esta tradici?n, Potos? era el mayor receptor de la hoja, por ser el centro minero de m?s importancia en la regi?n. La provincia que llevaba la delantera en consumo era Pacajes. Despu?s de muchos a?os, las estad?sticas cambiaron radicalmente. El departamento de Santa Cuz ahora es el mayor consumidor de la hoja de coca a escala nacional. La demanda bordea las 10,33 millones de libras anuales. Y la provincia que reporta los ?ndices m?s altos en el pa?s es Obispo Santistevan, que es la que m?s coca recibe y distribuye en su jurisdicci?n para consumo legal. As? lo corrobora una investigaci?n realizada por el antrop?logo Mauricio Mamani, en base a datos oficiales de la Direcci?n General de la Hoja de Coca e Industrializaci?n, instancia maxima de comercializaci?n. En Montero, la capital de esta provincia, las vendedoras aseguran que hay compradores d?a y noche, y que la demanda aumenta los viernes y s?bados. Adem?s, los diez ?takes? que les autorizan para la venta se agotan antes de los 30 d?as. Recuerda que hace diez a?os para vender 25 libras demoraban hasta cuatro d?as. Seg?n la investigaci?n realizada en el marco de la revalorizaci?n de la hoja de coca, un comerciante vende en promedio entre 40 y 50 libras de coca diarias. Tambi?n se argumenta que el incremento en el consumo de coca se debe al crecimiento poblacional y a que el departamento se caracteriza por ser agropecuario e industrial. Por ejemplo, las empresas azucareras compran a diario para su personal hasta 10 libras.
En el registro de consumos altos de coca le siguen las provincias Ichilo y ?uflo de Ch?vez. As? se explica que Yapacan? y San Juli?n tengan similar panorama en consumo (ver gr?fico). Paralelamente al consumo, los vendedores tambi?n han aumentado. ?Hace cinco a?os ?ramos 40 afiliados en la Asociaci?n Germ?n Busch, ahora somos alrededor de 160, dijo Eduardo Saravia, que comercializa la hoja en Yapacan? desde hace m?s de 20 a?os. La capital no es la excepci?n. Los taxistas que trabajan durante la noche se proveen de coca en los puestos del mercado Alto San Pedro, mientras que los choferes del transporte pesado que viajan por la ruta a Trinidad, lo hacen en uno de los 32 puestos que hay en la Pampa de la Isla.

Datos de la coca

- La Asociaci?n Juan XXIII tiene 280 socios, la Germ?n Busch, de Yapacan?, alrededor de 140 afiliados y la organizaci?n 27 de Julio, de San Juli?n, 80 afiliados.
- Todos los detallistas se proveen del mercado Villa F?tima, en La Paz.
- Cada uno tiene un cupo autorizado de 10 ?takes? (una bolsa que contiene 50 libras de coca), por mes.
- La hoja de coca de Chapare no tiene mucha demanda en el oriente, sin embargo, cuando hay escasez, los vendedores recurren a ella.
- Los detallistas deben depositar Bs 1.000 al TGN para lograr la licencia de comercializaci?n, cuya vigencia es de cinco a?os.
- La forma de conservaci?n tambi?n var?a: en San Juli?n mantienen el ?take? con una tapa y un aguayo h?medo para que la hoja no pierda su frescura.

Se la usa en todo el pa?s
Despu?s de Santa Cruz sigue Tarija en el orden de los departamentos de mayor consumo de hoja de coca legal. Pero no precisamente porque haya m?s tarije?os consumidores, sino por ser la ruta de paso de la hoja hacia Argentina. En tercer lugar se ubica La Paz, regi?n de mucha poblaci?n ind?gena aimara y quechua, consumidores por tradici?n. De acuerdo con el estudio, adem?s de ser un complemento alimenticio, la hoja tiene atribuciones terap?uticas. Potos? baj? de primero a cuarto lugar, aunque todav?a es un centro de explotaci?n minera. En quinto lugar est? Cochabamba, que a pesar de ser productor de la hoja de coca tiene un menor consumo. Le siguen Oruro y Chuquisaca, y finalmente se ubican Beni y Pando, que antiguamente eran ajenos al uso de la hoja.

Cifras verdes

Comercializadores
6.000
?sta es la cifra de vendedores al detalle de hoja de coca en el pa?s, seg?n las asociaciones.

En la capital cruce?a
800
?ste es el n?mero de vendedores de la hoja ?sagrada?, distribuidos en 45 mercados, incluido Cotoca.

Libra
Bs 28 y 30
Seg?n la poblaci?n donde se la compre, el precio var?a. En San Juli?n cuesta Bs 30 y en Montero Bs 28

Costo del ?take? (bolsa)
Bs 1.100
Es el precio regular, aunque puede llegar a Bs 1.200 en La Paz. Cada vendedor compra 10 takes (50 libras).

Punto de vista

Resistencia e influencia cultural
Carlos Soria ? Soci?logo
Creo que en sectores no campesinos e ind?genas, es decir, taxistas, jornaleros, alba?iles, jardineros y choferes, se puede evidenciar el consumo de hoja de coca, y esto tiene que ver con dos aspectos: la coca tiene sustancias qu?micas que adormecen y facilitan el trabajo duro, y la segunda, es que los precios son m?s bajos para el consumo interno. En las zonas de colonizaci?n, como es el caso de San Juli?n, el consumo se debe a que son poblaciones que crecen constantemente y mantienen una cierta tradici?n que se expande en la medida en que los hijos de los colonizadores tambi?n aumentan. Sin embargo, en el caso de los consumidores japoneses, rusos y menonitas, hay que diferenciar algunas cosas: se ha introducido el uso de la coca, debido a su relaci?n con los jornaleros, pero no s? si es parte del consumo diario o de su jornada de trabajo; y, sobre todo, en el caso de los menonitas, lo practican aquellos que est?n fuera de su comunidad y que mantienen una relaci?n, cada vez m?s amplia, con la gente del lugar. Es decir que hay una fuerte influencia cultural de la gente del lugar.

Qu? sustancia contiene

1.- Origen. La coca es un arbusto que crece en un ambiente ecol?gico h?medo entre los 500 y 2.000 metros sobre el nivel del mar. Existen 250 especies de esta planta en todo el planeta. De ?stas s?lo cuatro son dom?sticas.
2.- La coca de Bolivia. Tradicionalmente la coca que se consum?a l?citamente es la Erythroxylon coca var coca. Se la llama tambi?n coca boliviana. El acullico no es universal, sino que es la excepci?n si se compara el consumo a escala mundial. En Bolivia y Per? es de uso com?n y su consumo es l?cito.
3.- En mate o en acullico, residuo similar. Un estudio realizado por CELIN en 2003 revela que tanto la coca?na como la hoja de coca en forma de mate o acullico, cuando es consumida, elimina productos que se conocen como Ecgonina, Metilecgonina, Norformilecgonina y Benzoilecgonina.
4.- Lo que se encontr?. La Benzoilecgonina es la que se detect? en la orina de los consumidores de coca, en cualquiera de sus formas, y de coca?na en forma de pasta base o de clorhidrato a trav?s de an?lisis de laboratorio. Seg?n la p?gina web el peri?dico.com, dicha sustancia no causa efectos sobre la salud; la droga pura, s?. Y la p?gina web del cuaderno de medicina forense de Sevilla (Espa?a), la Benzoilecgonina es un metabolito no psicoactivo y con una farmacocin?tica distinta a la de la coca?na.
5.- Efectos en el organismo. Los efectos del acullico en el organismo humano a mediano y a largo plazo necesitan ser estudiados.

por Roxana Escobar N.

Fuente: El Deber

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com