contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

S?bado, 22 de septiembre de 2007

De San Isidro a Majaz

En el exclusivo distrito de San Isidro, en Lima, se han producido diversos movimientos en los ?ltimos a?os:

(a) antigriferos, la gente de diversas zonas no quiere que les pongan un surtidor de gasolina en su cuadra o su barrio, porque sienten que entra?a peligro y desvaloriza sus propiedades.

(b) antiedificios, que se oponen a las edificaciones elevadas que rompen con la armon?a del paisaje.

(c) antifranquicias, que rechazan los establecimientos de marca internacional, como el hooter (restaurante deportivo) que se quiso implantar en plena avenida Libertadores, y otras por el estilo.

(d) antimortuorios, que no quieren ver velatorios en su vecindario, por la confluencia de veh?culos y personas que acuden a estos eventos.

(e) antiguarder?as, que no est?n de acuerdo en que se abran locales para cuidados de ni?os, por las mismas razones de tranquilidad p?blica.

Llevo tiempo observando estas actitudes ?con la mayor parte me solidarizo, de lejos, porque yo no soy sanisidrino-, pero no puedo evitar comparar el derecho a vivir sin ser molestado de la gente de la parte m?s acomodada de la ciudad, que no suscita editoriales, ni campa?as, ni estridencias presidenciales, a pesar que frena la inversi?n, los puestos de trabajo y los ingresos municipales.

?Cu?n due?o puede ser el vecindario del silencio ambiental, el tr?nsito moderado, las costumbres tradicionales, el paisaje y el verde que los rodea?

?Y por qu? los campesinos tienen que ser tratados de ignorantes, manipulables, agresivos, subversivos, comunistas, prochilenos, etc., por resistirse a que les cambien la vida porque una empresa descubri? que bajos sus tierras hay minerales que podr?an darle considerables ingresos?

Toda la gente, de cualquier condici?n social, de todos los lugares del pa?s, debe poder ser escuchada antes que se inicien inversiones que afectan el entorno general. No despu?s que el Estado ya pact? con los inversionistas, que se jugaron grandes sumas y que se aline? toda la bater?a de la prensa proinversiones.

Lo de Majaz es la larga historia de la imposici?n, s?lo que ya los campesinos no son los mismos de antes. Y les dicen lo que les dicen, porque ya no se someten al poder pol?tico y econ?mico, como en otras etapas de nuestra historia.

por Ra?l Wiener

Fuente: www.rwiener.blogspot.com

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com