contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 17 de septiembre de 2007

Una consulta v?lida y democr?tica

El ideal democr?tico es que la gente vote respecto a sus asuntos comunes. Unas veces los resultados de las votaciones son de cumplimiento obligatorio, otras sirven como importante elemento referencial para las autoridades. El segundo es el caso de la consulta vecinal de los municipios de Ayabaca, Pacaipampa y El Carmen de la Frontera, respecto a la conveniencia de una explotaci?n minera en su jurisdicci?n. Es totalmente v?lida y legal como expresi?n de opini?n popular.

Y ya le ha hecho varios aportes al desarrollo institucional de la democracia en el pa?s. La consulta, as? como su antecedente en Tambogrande, saca a colaci?n una de las grandes deficiencias de nuestra actual democracia: la completa exclusi?n de las poblaciones locales y regionales, as? como de sus autoridades electas, de toda decisi?n importante respecto al establecimiento de explotaciones mineras en sus jurisdicciones.

Esta falla, qui?n no lo sabe, ha sido un recurrente factor de conflicto entre mineras y comunidades. Un m?rito de la consulta es recordarlo con firmeza, a ver si es reparada. Tambi?n sirve para se?alar que las democracias modernas s? trasladan atribuciones a las autoridades locales o regionales en materia de explotaciones mineras. S?lo un par de ejemplos: en Canad? los municipios deciden si tal emprendimiento minero se establece o no en su jurisdicci?n.

En Chile, son autoridades ambientales regionales, visibles, especializadas y aut?nomas las que fiscalizan y deciden sobre las cuestiones ambientales. Lamentablemente, el Jurado Nacional de Elecciones ha decidido cortejar al gobierno en este asunto. Ha acusado a la consulta de ilegal e ileg?tima y ha denunciado judicialmente a los alcaldes promotores.

Con ello, ha recubierto de legalidad a todo el cerco tendido contra ellos por buena parte del actual r?gimen. Ojal? tuviera los mismos arrestos sancionadores cuando los partidos incumplen la ley que los rige.

La consulta ser?a ilegal si pretendiera que sus resultados fueran de cumplimiento obligatorio. Los promotores han se?alado, por el contrario, que la idea es la de dejar expresada la opini?n de la gente.
El mecanismo escogido es uno tan conocido como el del sufragio universal. Este es un simple e importante acto de libertad de expresi?n. Lo que es rid?culo es que el JNE cuestione la legitimidad de la consulta.

S?lo la gente misma puede quitar la legitimidad a un evento o a una instituci?n. Esto revela que el JNE conoce poco de sus propias atribuciones y muestra su tendencia a sobrepasarlas. Con raz?n se ha convertido en el punching ball del Tribunal Constitucional. Mientras tanto, ya que no les prestan los colegios, los promotores de la consulta preparan a las canchas deportivas como locales de votaci?n. Que les vaya bien.

Buen Romance.
por Carlos Reyna
LA REPUBLICA Lunes 10 de setiembre 2007

Fuente: CONFLICTOS MINEROS EN AMERICA LATINA

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com