contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 21 de agosto de 2007

Cr?nica: Los desatinos del locuaz presidente Alan Garc?a

* Cuestionan los llamados a la tranquilidad del mandatario, lo que habr?a impedido una respuesta r?pida en el env?o de ayuda, soldados y polic?as aquella misma noche al lugar del desastre.

Conocido por su locuaz oratoria y considerado un viejo animal pol?tico, el presidente Alan Garc?a ha dejado boquiabierto a m?s de uno por sus desatinadas declaraciones sobre el gran sismo que ha devastado la costa de Per?.

Su primer desacierto fue s?lo tres horas despu?s del terremoto de ocho grados Richter registrado a las 18.40 hora local del 15 de agosto y cuyo epicentro se fij? en el mar, frente a las costas de Pisco.

Garc?a se dirigi? por televisi?n a los peruanos para asegurarles que "gracias a Dios" no se hab?a producido una "gran mortandad" y descartar que se tratara de una cat?strofe.

Su subconsciente pudo traicionarlo al pensar exclusivamente en Lima, que se estremeci? con fuerza pero donde los da?os no llegaron a los niveles de las ciudades de Ica, Pisco y Chincha, todas al sur de la capital, donde murieron 500 personas y m?s de mil resultaron heridas.

Lo parad?jico es que antes la televisi?n ya hab?a informado de grandes destrozos en Ica e incluso del derrumbe de una iglesia con feligreses en su interior.

Aquella llamada a la tranquilidad impidi? el desplazamiento de soldados y polic?as aquella misma noche al lugar del desastre, donde los supervivientes se organizaron para rescatar de los escombros a sus seres queridos, vivos o muertos.

As? lo relat? el congresista del gubernamental Partido Aprista, Edgar N??ez, quien perdi? a seis familiares en la Iglesia de San Clemente de Pisco y quien al conocer el suceso viaj? por carretera hasta esa ciudad, sin encontrarse a su paso un polic?a o un soldado.

N??ez relat? al programa "El Francotirador", de Jaime Bayly, que aparte de vecinos s?lo se encontraban en la zona periodistas, porque ?stos "s? hab?an percibido la gravedad" del suceso.

De haber desplegado al Ej?rcito de forma inmediata "se habr?an salvado vidas", denunci? este congresista, a quien Bayly advirti? con iron?a de que por estas declaraciones corr?a el riesgo de ser retirado del Partido Aprista.

El presidente se instal? al d?a siguiente del sismo en Pisco, donde organiz? su cuartel general y continu? con los desatinos.

Vale como ejemplo la respuesta a un periodista espa?ol, que le pregunt? sobre las informaciones que hablaban de una supuesta desorganizaci?n en la distribuci?n de la ayuda, con una comparativa entre el terremoto de Per? y la Guerra Civil espa?ola.

"Su pa?s no se arregl? en dos d?as despu?s de la Guerra Civil", fue su respuesta, que el periodista y escritor Jaime Bayly calific? de "barbaridad".

"Quien tenga miedo que se vaya", fue otra de las cuestionadas frases de Garc?a cuando un grupo de cooperantes espa?oles que trabajaban en la b?squeda de cad?veres le reclamaron m?s seguridad porque se hab?an visto en medio de un tiroteo.

Tambi?n lleg? a afirmar que se hab?an producido dos sismos seguidos sin antes consultar al Instituto Geof?sico del Per?, cuando el director de sismolog?a de este organismo, Hernando Tavera, dijo d?as despu?s que fue un s?lo terremoto de tres minutos y 30 segundos de duraci?n y "muy complejo en su desarrollo".

Acompa?ado del presidente colombiano, ?lvaro Uribe, el mandatario peruano se adentr? el domingo en las ruinas de la iglesia de Pisco, donde ofrecieron una conferencia de prensa entre los gritos de los bomberos que, temerosos del colapso, exig?an la salida inmediata del centenar de periodistas agolpados.

Los congregados no daban cr?dito del desorden generado ante la decisi?n de Garc?a de invitar a Uribe a acceder a ese peligroso lugar junto a una comitiva de agentes de seguridad y periodistas.

El lunes, Alan Garc?a volvi? a hablar desde Pisco a la prensa: "a veces algunos periodistas, no necesariamente peruanos, tambi?n de otros pa?ses, juegan a las alarmas. Hay alguna gente que gusta de atemorizar, llevan malas noticias, destruyendo el ?nimo de la poblaci?n".

Ante los ojos at?nitos de los informadores, sostuvo que la prensa nacional e internacional deber?a confirmar sus informaciones antes de transmitirlas a la poblaci?n.

Por ?ltimo exclam?: "?D?nde est?n mis amigas las cantantes?, ?d?nde est?n mis amigos los artistas?, ?d?nde est?n mis amigos los futbolistas?, se necesita tambi?n distracci?n para los muchachos", subray? ante una poblaci?n que ha perdido todo y s?lo reclama ayuda de emergencia.

Fuente: EFE / Esther Rebollo - Per?21

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com