contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 12 de julio de 2007

Per?: TLC, nueva provocaci?n

El gobierno decidi? tropezar con la misma piedra. No lo hizo entre gallos y medianoche pero s? al ?caballazo?, reeditando la pol?tica de Toledo incluso con los mismos protagonistas. No hubo renegociaci?n, sino imposici?n de los cambios que la mayor?a dem?crata plante? en USA. Declaran que se negaron a peticiones adicionales, es dif?cil imaginar peor escenario.

Son medidas draconianas en temas laborales y medioambientales, que reflejan en su totalidad las exigencias norteamericanas planteados en su acuerdo bipartidista. Algo menos de los cambios previstos en propiedad intelectual, debido a la presi?n del lobby transnacional farmac?utico.

Medidas con sanciones e injerencia directa que violan abiertamente la soberan?a nacional. Medidas cuyo contenido no estudi? el congreso ni el pa?s, detenidamente. Mucho menos todos los cambios en legislaci?n que traen consigo, y sus consecuencias.

Algunos hicieron acto de f?, a pesar de reconocer estos hechos, en el debate parlamentario. Otros dieron una tibia oposici?n, pensando en el reparto de mesa directiva del Congreso y otras votaciones como el Tribunal Constitucional. Algunos otrora opositores, contribuyeron a la desmovilizaci?n pregonando su entusiasmo por los cambios que supuestamente favorec?an al pa?s, una de las muletillas adoptadas posteriormente por la campa?a oficialista. Parlamentarios del gobierno trag?ndose el sapo de recitar los argumentos que en el pasado cuestionaron, y que algunos ya traicionaron desde el Congreso anterior.

Tarea cumplida!, dicen sonrientes Ministros y funcionarios. Ya aprobamos las adendas, pero adem?s satanizamos a los productores cocaleros y botamos al ministro que intent? un di?logo. Permitimos cada vez m?s ejercicios y tropas militares extranjeras (no s?lo de EEUU) en nuestro territorio, y discutimos la posible instalaci?n de una base militar con todas la de la Ley. Cuestionamos a los vecinos ?antidemocr?ticos? y amenazamos romper la CAN. Seguimos con la pol?tica subordinada al vecino del Sur, y anunciamos acudir a la Haya para distraer a los cr?ticos. Reprimo las protestas mineras y regionales para mostrar que se tiene mano dura para garantizar la inversi?n extranjera, y pido limosnas para los afectados del sur para ratificar que no se cobrar? impuestos a los que mas ganan, y atender as? adecuadamente las necesidades sociales y las emergencias.

Tarea cumplida se?or Presidente, le dijeron. Tenemos TLC en julio. Pero, la cosa no es as?. Los l?deres del Congreso de EEUU han exigido que los cambios en las leyes peruanas se den antes de que ellos se dignen a discutir el texto, y enviar?n una misi?n colonial para asegurarse.

Alarma general! El presidente convoc? a los involucrados en domingo y los hace declarar que ahora la nueva fecha ser?a septiembre, octubre o como m?ximo noviembre. El ATPDEA ha sido prorrogado hasta febrero 2008. Colombia espera meterse en la cola, aunque con un reclamo de su presidente que ha dicho que buscan un trato de socios y amigos (por la reacci?n al tema para militares ? gobierno) y no de amo y rep?blica servil. Ecuador anuncia la negociaci?n de un TLC light, o alg?n acuerdo m?s all? de la ideolog?a. Bolivia tambi?n conversa cada vez m?s, jaqueado por la oposici?n regional que lanza provocaciones de autonom?a m?xima y en medio de rumores de golpe militar. Per? como en el pasado reciente, actu? contra el resto de andinos. Lejos de acompa?arlos en una solicitud de prorroga m?xima del ATPDEA (o como m?nimo el proyecto de Ley existente sobre dos a?os), actu? deslealmente. Solicit? un plazo m?nimo y s?lo para Per? y Colombia, buscando ?castigar? as? a los que no se hab?an inclinado para firmar este TLC, o que ten?an pol?ticas de control de recursos naturales y recuperaci?n de m?rgenes de maniobra de sus estrategias de desarrollo que eran ?hostiles? al capital extranjero (y norteamericano en particular).

Otra vez la t?ctica de mayor genuflexi?n, con esperanza de un trato preferente. Otra vez se consumar? el error y sus graves consecuencias para el pa?s. Cambiaran las leyes que pidan desde EEUU, y otras m?s por si acaso.

Pero, el pa?s manifiesta hartazgo a solo un a?o de gobierno que aplica el continuismo neoliberal y protesta a pesar del silencio o la manipulaci?n de los medios de comunicaci?n. S?lo presentan a los voceros -asalariados o no- que pregonan las bondades del TLC y que en el acto extremo de negaci?n de la realidad se?alan que la oposici?n ha desaparecido. Protestas cada vez m?s violentas por la traici?n de promesas electorales, la endeblez de la oposici?n y los t?midos reclamos frente al atropello. Protestas por el momento dispersas y desarticuladas, aunque masivas.

Pero, con una eventual implementaci?n del TLC esto se potenciar? por los m?ltiples sectores y poblaciones afectadas del campo y ciudad, hoy ignoradas o ninguneadas por la soberbia propaganda oficial y los grupos econ?micos que manejan la pol?tica econ?mica desde los noventa

Lo que han hecho no s?lo es anti-democr?tico, sino de una grav?sima irresponsabilidad. Mayor a?n, si el gesto de ir a la Haya en el diferendo con Chile es s?lo una cortina de humo para intentar neutralizar las crecientes demandas de defensa de la soberan?a nacional, que incluye la lucha contra la chilenizaci?n del pa?s.

Aunque en el TLC con EEUU antes se quedaron esperando un a?o, desde ese nefasto junio 2006 en que lo firmaron por primera vez, y no tienen nada hasta ahora. Probablemente no sea tampoco noviembre, sino que la campa?a electoral y la coyuntura gringa que tienen otras prioridades, posterguen un poco la discusi?n en su Congreso. ?Que har? la oposici?n al TLC mientras tanto? ?Otra vigilia frustrada?

Por: Alan Fairlie Reinoso

Fuente: Argenpress.info

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com