contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 06 de julio de 2007

Bolivia: Coca est? presente en nuestras vidas

Restricciones internacionales impiden exportaci?n de productos elaborados con hoja de coca.
Imagen
Productos ofrecidos en la Feria Coca y Soberan?a realizada en La Paz. Germ?n Casassa


?La gente nos trae hoja de coca cuando nacemos, cuando nos bautizan, cuando salimos bachilleres y cuando vamos al cuartel para hacer el servicio militar. Los novios llevan coca cuando le piden la mano a la novia?, cuenta Beatriz Chambilla, del Taller de Historia Oral Andina. ?La coca est? presente en nuestras vidas desde que nacemos hasta incluso despu?s de la muerte: el d?a de los muertos llevamos coca al cementerio?.

La coca es un elemento central de la cultura andina. Los habitantes de las tierras altas en Argentina, Bolivia, Ecuador y Per? han masticado la coca desde hace miles de a?os.

?El akulliku (masticar) sirve para soportar fr?o, sue?o y hambre en una naturaleza inh?spita. Durante la colonia la coca era nuestro consuelo en el trabajo forzado en las minas?, dice Chambilla. ?Tambi?n la usamos en ritos religiosos, como medicina y para charlar. Invitamos coca a nuestros visitantes como muestra de buena voluntad?.

La Convenci?n de Viena de 1988 contra el Tr?fico Il?cito de Estupefacientes y Sustancias Sicotr?picas ?que refuerza la Convenci?n ?nica sobre Estupefacientes, aprobada en Nueva York en 1961, y el Convenio de Viena de 1971 sobre Sustancias Sicotr?picas? incluye en la lista 1 a la hoja de coca como estupefaciente que debe estar sujeto a estricto control y cuyo consumo tradicional s?lo es permitido en Bolivia y Per?.

En las d?cadas de 1980 y 1990 los gobiernos de entonces, alentados por EEUU, combatieron los cultivos de coca. Los cocaleros se organizaron para resistir las erradicaciones, y a veces pagaron con sus vidas. Fue el movimiento pol?tico que naci? de aquella lucha el que llev? a Evo Morales, dirigente cocalero, a la presidencia de Bolivia.

Desde que Morales asumi? el poder en enero del a?o pasado ya no se habla de ?coca cero? sino de lucha contra el narcotr?fico y revalorizaci?n de la hoja de coca (NA, Ene. 25 y Mar. 8, 2006).

Racionalizaci?n, no erradicaci?n
En vez de ?erradicaci?n? se habla de ?racionalizaci?n?, entendida ?sta como la destrucci?n de cocales previo acuerdo con los productores. Cada afiliado a un sindicato cocalero va a tener derecho a cultivar un ?cato? (40 m x 40 m) de coca.

?Vamos a crear un sistema de control dando un carnet de productor a los cocaleros sindicalizados. Los no afiliados no podr?n cultivar ni vender coca?, explica Richard P?rez, director general del Viceministerio de Defensa Social.

Desde inicios del gobierno de Morales hasta el momento, el Viceministerio de Defensa Social, del Ministerio de Gobierno, ha censado aproximadamente al 80% de cultivadores de la regi?n central del Chapare y registrado a 42,400 cocaleros sindicalizados, pertenecientes a las Seis Federaciones de Productores de Coca del Tr?pico de Cochabamba. Resta a?n el relevamiento del resto del Chapare y de la zona de Los Yungas al norte de La Paz, la otra gran regi?n cocalera del pa?s.

El Viceministerio de Defensa Social no cuenta con estad?sticas propias sobre la cantidad total de hect?reas con cultivos de coca en el pa?s y se basa en datos de las Naciones Unidas, que la estima en 27,400 Ha. Esa superficie equivale a 171,250 catos, muchos m?s que el n?mero de cocaleros en el pa?s.

El narcotr?fico es un tema sumamente sensible en Bolivia. El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotr?fico (FELCN), Ren? Sanabria, afirma que con este gobierno se est? incautando m?s droga que en anteriores gestiones.

?Es posible que la producci?n de coca?na haya aumentado. Pero incautamos m?s porque realizamos m?s operaciones. Ahora nuestra eficiencia es mayor ?, sostiene.

?Una de nuestras estrategias es evitar el ingreso al pa?s de los qu?micos necesarios para producir coca?na. Queremos atacar al narcotraficante, no al cocalero?, dice, a?adiendo que los operativos para impedir el ingreso de qu?micos han sido tan exitosos que muchos narcotraficantes ahora se dedican a producir marihuana, que no necesita qu?micos.

Mart?n Garat

Fuente: Noticias Aliadas

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com