contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 18 de junio de 2007

La explotaci?n y la reacci?n de Nuestra Am?rica

La lucha social, en la que se encuentra incluida la lucha ambiental, tiene muchos frentes. Los derechos de nuestros pueblos se ven amenazados diariamente por la presi?n de las multinacionales en su af?n de expandir sus tent?culos hasta cada rinc?n del planeta en busca de explotar y mercantilizar los recursos naturales que en sus pa?ses de origen en muchos casos ya han sido devastados en muchos casos hasta el total agotamiento.

Latinoam?rica, a pesar de haber sufrido mas de 500 a?os de explotaci?n, aun tiene innumerables riquezas naturales que, desde la ?ptica del sistema economicista que reina en el planeta, se ven solo como ?materia prima? o ?bienes de mercado?.

Es as? que una monta?a se percibe como un dep?sito de metales, un bosque es un almac?n de madera, un r?o como un desaguadero de efluentes o una llanura como una f?brica de agrocombustibles.

La cultura y el ecosistema del lugar a explotar, carecen de valor alguno. Los habitantes pueden servir a sus intereses o ser desterrados. Y ninguno de los que toman las decisiones planea establecerse en el lugar por lo que la degradaci?n de su ecosistema poco les importa.

As? se ha manejado el mundo en los ?ltimos siglos y esos m?todos se han profundizado hasta l?mites incre?bles en las ?ltimas d?cadas.

Pero como ha sucedido a lo largo de toda la historia de la humanidad, cuando los pueblos se sienten atropellados, o sienten que esta en peligro su supervivencia, se gesta una l?gica reacci?n. Lo que alguna vez era resignada aceptaci?n, empieza a convertirse en destellante reacci?n y luego en conflicto social.

Hemos llegado a esta ?ltima etapa en decenas, en cientos de lugares y ya muchas batallas se han ganado. Pero en la mayor?a de los casos nos ha faltado el apoyo de nuestros gobiernos, de las personas que nosotros mismos hemos elegido para que bregaran por nuestros intereses, por nuestros recursos naturales, por nuestros bosques, nuestras monta?as y nuestros r?os.

Y ese quiz?s ha sido nuestro tal?n de Aquiles en la lucha social y ambiental. No hemos sabido, en algunos casos y no hemos podido en otros, elegir a quienes realmente se encontraran comprometidos con sus pueblos, a quienes no dudaran en hacer prevalecer los intereses de sus comunidades, de sus naciones o de sus regiones, ante cualquier pretensi?n externa o interna que pudiera da?arlos.

Hay sin embargo casos, en Nuestra Am?rica, en los que esa comuni?n se ha logrado. Y los resultados est?n a la vista de quien los quiera ver. Descienden las tasas de desnutrici?n y de mortalidad infantil, aumenta la de alfabetizaci?n y el acceso a la cultura, mejoran los servicios p?blicos y otros innumerables ?ndices se ven modificados para bien del pueblo, es decir, aumenta la calidad de vida.

Tenemos espejos donde mirarnos, experiencias de las que mucho se puede aprender y a las que todos debemos cuidar, cada uno desde su lugar, para que sigan avanzando. Est? en nosotros encontrar los caminos que nos conduzcan a una Nueva Am?rica, justa, equitativa, respetuosa de las diferentes culturas y ambientalmente responsable.

Ricardo Natalichio
Director
[email protected]
Fuente:www.EcoPortal.net

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com