contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 13 de mayo de 2007

Colombia lleva guerra antidrogas a estantes de supermercados

La guerra que el gobierno de ?lvaro Uribe libra contra las drogas y el narcotr?fico toca un nuevo extremo al prohibir vender productos fabricados con hojas de coca, mayormente por comunidades ind?genas.

Con la ayuda de m?s de 600 millones de d?lares anuales que proporciona Estados Unidos, Uribe ha reforzado la pol?tica antidrogas de Colombia. Endureci? una ley para despojar a los narcotraficantes de sus bienes, ha extraditado a unos 520 para que purguen condenas en Estados Unidos e intenta prohibir el consumo personal de drogas tolerado constitucionalmente bajo el precepto del libre desarrollo de la personalidad.

Ahora sus garras antidrogas llegan a las estanter?as de los supermercados.

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) proscribi? en febrero vender productos fabricados con hojas de coca.

El director de esa instituci?n, Julio Aldana, dijo que los productos de coca no puede ser sino comercializados en territorios ind?genas.

Aunque desde hace a?os se ofrecen en mercados callejeros, supermercados y tiendas naturistas, nunca tuvieron registro sanitario del INVIMA, que toler? su venta permitiendo que en uso de la autonom?a que les otorga la Constituci?n a los pueblos ind?genas, ?stos emitieran sus propios registros, relat? David Curtidor, representante de un proyecto de la etnia nasa que vende t?, galletas y otros productos de coca.

Ese acuerdo nunca qued? plasmado oficialmente, pero ahora el INVIMA cambi? su parecer y se lo comunic? a las secretar?as de salud de todo el pa?s para que hicieran acatar la prohibici?n.

Unas cuantas unidades de t? y gaseosa de coca fueron decomisadas aisladamente en tiendas del pa?s, sin que ocurrieran operativos masivos, indic? Curtidor. A?n se exhiben los productos en numerosas tiendas.

Aldana sostuvo que la Convenci?n ?nica Contra Estupefacientes de 1961 impide comercializar coca, cualquier derivado y hasta promueve arrancar de ra?z todos los arbustos de coca que crezcan en estado silvestre y (los pa?ses signatarios, como Colombia) destruir?n los que se cultiven il?citamente.

Por ello, existe una comunicaci?n del INVIMA a los entes territoriales para que impidan, restrinjan la comercializaci?n de estos productos, declar?.

En el mundo ind?gena esa prohibici?n no tiene sentido.

A Carlos Mamanch?, un m?dico tradicional del pueblo muisca, sus ancestros le ense?aron que el ayo, como llama a la coca en su lengua, sana problemas del est?mago... si tiene c?ncer de est?mago... si tiene problemas del coraz?n o de la sangre empiece a tomar t? de coca con lim?n y eso empieza a bajar, igual a los que est?n de sobrepeso... para la presi?n arterial, para los nervios, para los que no pueden dormir.

Cotidianamente, Mamanch? masca las hojas mezcladas con cal igual que millones de ind?genas andinos, otro h?bito que la convenci?n pidi? erradicar hasta ahora infructuosamente.

En los Andes se ofrecen productos de coca por doquier, pero s?lo Per? goza de una autorizaci?n para vender coca y hasta coca?na gracias a una salvaguarda que hizo a la Convenci?n.

Este arbusto es criminalizado porque, con un proceso relativamente sencillo, de sus hojas se puede extraer coca?na, una droga que ha sido una pesadilla para Colombia, en donde se produce la mayor?a de ese alcaloide a nivel mundial.

Curtidor sospecha que la persecuci?n a los productos viene de un pleito contra Coca-Cola, del que salieron airosos en octubre al ganar la potestad de llamar Coca-Sek -coca del sol en idioma nasay?- a su bebida gaseosa.

Perdieron la pelea en octubre del a?o pasado y en febrero el gobierno nacional toma la medida de prohibir la venta de Coca-Sek... por qu? no se proh?be en Colombia la venta de Coca-Cola que es un producto que tambi?n tiene hojas de coca?, manifest?.

En una declaraci?n escrita, Coca-Cola confirm? haber objetado el nombre de esa bebida pero rechaz? cualquier intervenci?n en las decisiones del gobierno colombiano o de otro pa?s. Se abstuvo de comentar los ingredientes de su f?rmula.

La asesora jur?dica del INVIMA, Carolina Contreras, manifest? que la prohibici?n no se desprendi? de este conflicto comercial sino de un aviso de Naciones Unidas de junio del 2006 que menciona informes sobre la fabricaci?n y distribuci?n de una bebida refrescante que emplea hoja de coca en una comunidad ind?gena y conmin? a Colombia a cumplir las restricciones internacionales prevalecientes.

El gerente comercial de la Empresa Nacional de la Coca (ENACO) de Per?, Jimmy Salcedo, indic? que anualmente le venden entre 42 y 50 toneladas de hoja de coca a una compa??a estadounidense llamada Stepan Company, por medio de la que, seg?n dijo, se abastece Coca-Cola.

La ENACO exporta una l?nea de infusiones y harina de coca; igual que unos 400 kilogramos de coca?na anuales que venden cada a?o a laboratorios europeos para usos m?dicos, explic? Salcedo en una entrevista telef?nica.

Uno de los 13 integrantes de la Junta Internacional de Fiscalizaci?n de Estupefacientes (JIFE), ?rgano de las Naciones Unidas que vela por el cumplimiento de la Convenci?n, el colombiano Camilo Uribe, expres? que el t? de coca para comercializaci?n, en el caso de Colombia, no tiene registro sanitario del INVIMA ni lo puede tener por las razones de los tratados internacionales; en el caso de Per? s? lo tiene y contraviene la legislaci?n internacional.

El temor de la JIFE es que alg?n avispado extraiga la coca de las bolsitas de t? y la procese para obtener coca?na.

Si tengo un container (contenedor) lleno de bolsitas de t? de coca c?mo controlo que no se desv?e a un mercado il?cito? Porque ya con un container puedo obtener clorhidrato de coca?na, expres? Uribe.

Para obtener un kilogramo de coca?na se requiere procesar m?s de 800 kilogramos de hojas de coca, seg?n la polic?a antinarc?ticos colombiana.

Curtidor pidi? que la Corte Constitucional resuelva si pueden vender sus productos, pero si no lo consiguen, como represalia, prohibir?n vender en territorios ind?genas bebidas embotelladas como Coca-Cola y Pepsi-Cola, dijo el consejero Jos? Buenaventura, el m?ximo l?der del Consejo de Resguardos Ind?genas del Cauca (CRIC), una influyente organizaci?n.

Bogot?, Colombia | AP

Fuente: El Universo.com

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com