contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 06 de mayo de 2007

Radiograf?a de las ?cocinas? clandestinas que elaboran el clorhidrato de coca?na

Cultivadas en pa?ses lim?trofes, las hojas de coca atraviesan cuatro etapas de procesos qu?micos: kerosene, ?cido sulf?rico y permanganato de potasio crean la pasta base. Luego va a un laboratorio como el desbaratado d?as atr?s en Punta Indio. Un especialista explica el procedimiento paso a paso
Imagen

Desde que el cultivador arranca la hoja de coca hasta que el consumidor aspira la l?nea de coca?na, un largo y complejo proceso involucra a decenas de personas de varios pa?ses y mueve cifras millonarias al a?o. El mi?rcoles pasado, la Polic?a local desbarat? en Punta Indio una ?cocina? o laboratorio clandestino para la elaboraci?n del clorhidrato, en un operativo in?dito desde que se desfederaliz? la ley de drogas 23.737. El superintendente de Investigaciones del Tr?fico de Drogas Il?citas de la Polic?a bonaerense, Roberto Silva explic? los pasos de ese proceso que requiere, entre otras cosas, de ?unos 200 kilos de hojas de coca para cada kilogramo de clorihidrato de coca?na de buena calidad?.
Cuatro etapas qu?micas
?El proceso puede explicarse en cuatro etapas?, explica Silva en su despacho ubicado en el Bosque platense. Desde all?, en unas cuantas oficinas ubicadas en el mismo predio que el Cuartel central de Bomberos, se dirige la pol?tica antinarc?ticos de la Provincia.
Silva toma un fibr?n negro y hace un bosquejo en su cuaderno de apuntes. Dibuja las hojitas de coca dentro de una batea. Y arriba encierra en un c?rculo la letra K. Es el kerosene, en el que se sumerge a las hojas de coca, previamente secadas.
Un tiempo despu?s, el l?quido resultante ya incorpor? los alcaloides propios para elaborar lo que ser? el clorhidarto de coca?na. Pero mejor no adelantarse, porque todav?a faltan muchos procesos.
Tras el kerosene comienza la segunda etapa: a ese l?quido se le agregar? ?cido sulf?rico, que crear? el Sulfato I o pasta cruda de coca?na.
En este estado, la sustancia necesaria para crear el estupefaciente todav?a est? ?muy metida? como para ser extra?da. Se necesita de un nuevo proceso: con permanganato de potasio se crear? el sulfato II o pasta base de coca?na, un nombre m?s com?n y conocido.
?Todo este proceso no se realiza en el pa?s. Precisamente porque ser?a imposible trasladar el volumen de hojas de coca que implica?, explica Silva.
Piedritas blancuzcas
Una vez que a la hoja verde de coca los procesos qu?micos la convierten en unas piedritas blancuzcas, usualmente h?medas -por la cantidad de l?quidos utilizados- y de olor penetrante, se inicia la cuarta etapa. Y aqu? jugar?n un rol importante los laboratorios o cocinas, como el desmantelado la semana pasada en Punta Indio (ver aparte).
En estos lugares, el proceso ser? m?s minucioso. Con ?cido clorh?drico, ?ter y acetona, se ir? filtrando ese polvo blanco crist?lido que tendr?, m?s adelante, el aspecto propio de la coca?na.
Una l?mpara potente secar? por horas el resultado de este nuevo proceso. Y as?, la sustancia blanca de forma apelotonada, ir? transform?ndose en un polvo fino, listo para ser fraccionado: clorhidrato de coca?na.
Venderla en estado de m?xima pureza contradice las leyes de cualquier mercado. Al clorhidrato lo rebajan lo m?s posible.
Sustancias de corte
Los narcos utilizan distintas sustancias para ?cortar? (estirar) la coca?na producida. A la hora de fraccionar los paquetes, todo lo blanco servir?: si es estimulante, como la cafe?na hallada en Punta Indio, mejor.
?Rebajada? la sustancia, del laboratorio saldr?n ladrillos de aproximadamente un kilo de clorhidrato compactado. Eso lo recibir? el dealer, que armar? las llamadas bochitas. Otro distribuidor, a su vez, las reorganizar? en papelitos de 1 o 2 gramos, seg?n el gusto del consumidor, que es el que pone el dinero y la vida.

Fuente: Diario Hoy

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com