contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 29 de abril de 2007

?Por qu? s? a la Coca-Cola y no a la Coca-Sek?

La reciente medida de decomisar a unos indios del Cauca colombiano tres productos que utilizaban la hoja de coca como una de sus materias primas para la elaboraci?n de gaseosas, galletas y t?, es francamente una "genialidad" que rompe con los principios generales del derecho, de la oportunidad y del absurdo. Me explico por qu?.

Rompe con los principios generales del derecho y termina siendo una medida m?s del repertorio que ha atropellado y discriminado a una naci?n india.

El art?culo 27 de la Convenci?n Unica de Estupefacientes de 1961 establece expresamente que los Estados pueden autorizar el uso de hojas de coca para la preparaci?n de un agente sopor?fero que no contenga alcaloide. Esa norma es la que precisamente permite a la Coca Cola de hacer uso de la hoja de coca a nivel mundial, ya que hace parte de la materia prima de su publicitada f?rmula secreta.

Si la Coca Cola puede hacer uso de la hoja de coca, entonces ?por qu? la Coca Sek, bebida elaborada por un modesto grupo de indios del Cauca, se la proh?ben de manera tajante como acaba de suceder? ?Es el desprop?sito entonces de la Convenci?n de la ONU proteger los intereses econ?micos de una multinacional y desalentar la supervivencia cultural y ?tnica de los pueblos indios?

Las tres entidades del Estado involucradas en esta prohibici?n: el Ministerio de la Protecci?n Social, la Direcci?n Nacional de Estupefacientes y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, actuaron como un t?cnico de lavadoras que sigue un manual de instalaci?n sin entender que este es un asunto complejo que toca la protecci?n y conciliaci?n de derechos fundamentales. El Ministerio de la Protecci?n Social, por ejemplo, con su concepto descontextualizado y rudimentario de que "los derivados de la coca son monopolio del Estado", termina no s?lo desconociendo la raz?n misma de su existencia, convertido en actor de desprotecci?n pasivo, sino que se convierte en actor activo de este atropello contra este grupo colectivo y humano del Cauca. La Direcci?n Nacional de Estupefacientes, acusa una noci?n por sobre todo polic?aca de tolerancia cero, sin ver la normativa en un sentido integral que incluye l?mites claros como el respeto de derechos humanos, y respeto de valores culturales del consumo tradicional. Y el Invima, que termina cediendo, quiz?s como lo afirman los ind?genas, por presiones mismas de la Coca Cola, en precipitarse a dictar una medida cuando no hab?a, como se dice coloquialmente, ning?n pan quem?ndose en el horno.

Argumentos de fondo no fueron expuestos, sino que hubo la aplicaci?n selectiva de normas sin criterio jur?dico, un simplismo del que terminan por sobre todo siendo v?ctimas los ind?genas y las poblaciones m?s vulnerables del pa?s. Debemos quiz?s recordarles a estas entidades de que coca no es coca?na y que si la Coca Cola pudo, entonces ?no es nuestro deber nacional y humano ayudar a estos indios del Cauca para que ellos tambi?n puedan?

por Alberto Rueda, analista pol?tico colombiano

Publicado en SinPermiso Tomado de Diario del Sur

Fuente: Rebeli?n

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com