contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Lunes, 23 de abril de 2007

Bolsones de resistencia a la erradicaci?n est?n en el VRAE, Leoncio Prado y Tocache

Encuesta de Devida realizada en diez cuencas cocaleras revela d?nde se ubican agricultores que se niegan a la destrucci?n de sus cocales.

Gabriela Flores Ch.

Imagen
No creen. Cocaleros que se oponen a eliminaci?n de cultivos consideran que la coca no debe vincularse a otros problemas.


Los campesinos de las cuencas cocaleras de los r?os Apur?mac y Ene (VRAE); los de la provincia de Leoncio Prado, en la regi?n Hu?nuco, y los de Tocache, en la regi?n San Mart?n, son los que oponen mayor resistencia a la erradicaci?n de los cultivos de coca.

Casi la totalidad de cocaleros de dichas ?reas sostienen que no deben eliminarse sus cultivos, de acuerdo con una encuesta de la Comisi?n Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), aplicada a m?s de seis mil jefes
de hogar de diez cuencas cocaleras de todo el pa?s.

En el VRAE el 90.4 por ciento, en Leoncio Prado el 88 por ciento y en Tocache el 75.3 por ciento de los campesinos encuestados rechazan la erradicaci?n de los cultivos.

Coincidentemente, dichas cuencas han sido escenarios de violentos ataques contra trabajadores del programa de erradicaci?n. Adem?s, en las mismas ?reas operan las columnas terroristas encabezadas por los camaradas "Alipio" y "Artemio".

El lado oscuro

Imagen
Haga clic aqu? para ampliar

"En las zonas donde hay una mayor dependencia de la econom?a de la coca, existe menos gente convencida de dejar su cultivo de coca", indica el informe de Devida.

A los encuestados tambi?n se les pregunt? si consideraban que la coca era mala, porque tra?a consigo el narcotr?fico, la corrupci?n y la violencia. Los campesinos que en mayor?a hab?an expresado su oposici?n a la erradicaci?n de los cultivos de coca no la consideran mala o peligrosa.

Por ejemplo, en Leoncio Prado solo el 31.3 por ciento manifest? que el cultivo de coca atrae males para la poblaci?n; en el VRAE el 31.4 por ciento y en Tocache el 43.8 por ciento.

El 74.8 por ciento de los que se?alaron que sembrar coca origina dificultades, precis? que generaba delincuencia y violencia; el 22 por ciento dijo que potenciaba problemas legales; el 21.2 que alentaba el terrorismo; y el 18.7 por ciento que promov?a el narcotr?fico.

La encuesta de Devida permite identificar en qu? cuencas cocaleras es necesario enfatizar las operaciones de erradicaci?n, interdicci?n y los programas de sustituci?n de cultivos.

En blanco y negro

Por otro lado, la encuesta facilita identificar con nitidez en qu? cuencas se ubican los agricultores que declaran que no sembrar?an coca: en el Huallaga Central se expres? en ese sentido el 92.8 por ciento; en el Bajo Huallaga el 89.1 por ciento; y en Juanju? el 87.1 por ciento.

En cambio, en la provincia de Leoncio Prado solo el 49 por ciento indic? que jam?s cultivar?a coca; y en el VRAE el 51.6 por ciento.

El estudio de percepci?n de Devida abord? tambi?n el impacto de los convenios de reducci?n gradual y concertada de los cultivos de coca. El 57.1 por ciento de los agricultores que han suscrito el convenio dijo que era bueno.

Solo un 7.9 por ciento del total de los campesinos que hab?an suscrito el acuerdo admiti? haber vuelto a sembrar coca. Ahora bien, el 20.8 por ciento de los agricultores que reconocieron haber regresado a los cocales pertenece al VRAE, el 10 por ciento a Leoncio Prado y el 8.2 por ciento a Tocache.


"Gobierno debe sacar una lecci?n de la encuesta"

Hugo Cabieses, especialista en hoja de coca, afirma que los resultados de la encuesta de Devida revelan que existe un porcentaje m?s elevado de lo que se pensaba de cocaleros que se niegan a la erradicaci?n de sus cultivos.

"La mayor?a de los que se oponen a la erradicaci?n pertenecen al VRAE, Leoncio Prado y Tocache, y es que en dichas zonas hay un rechazo absoluto a la pol?tica gubernamental", explic? Cabieses: "Y comparto el rechazo porque la pol?tica ha sido ineficaz y ha terminado profundizando la pobreza y aumentando la rentabilidad de la hoja de coca".

Cabieses se?al? que el gobierno debe tomar en cuenta estos resultados, "para revisar la forma c?mo est? manejando el conflicto, si no lo hace se le puede ir de las manos". Seg?n el experto, los cocaleros que se han radicalizado en estos d?as constituyen un sector minoritario, pero si la represi?n se intensifica, los agricultores de otras cuencas podr?an sumarse.

Fuente: La Rep?blica

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com