contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 22 de abril de 2007

Hugo Cabieses: Coca y cocaleros: Ejes alternativos

Este gobierno s? tiene una pol?tica antidrogas: la misma fracasada que el Gobierno de EE.UU. impone en todas partes desde hace 30 a?os: el prohibicionismo y la "guerra a las drogas" contra la coca y los agricultores cocaleros.

El Gobierno est? haciendo m?s de lo mismo: 1) erradicaci?n de cultivos; 2) incautaciones y detenciones para los medios y el aplauso del Gobierno de EE.UU. con el que quiere firmar un TLC; y, 3) seguir con el fracasado "desarrollo alternativo" que se aplica desde hace 25 a?os con apoyo de Usaid u ONUDD.

Con el Acta de Tocache, los agricultores le han puesto al Gobierno una agenda sobre coca y drogas, que es la que el presidente Garc?a ha recogido a rega?adientes cuando dice -m?s all? de discursos grandilocuentes-, que el problema no es s?lo erradicar, sino atacar el tr?fico de precursores qu?micos, a los "barones de la droga" y polic?as corruptos, y destruir las pozas de maceraci?n y aeropuertos. Ojal? que esto sea lo que lleve Alan Garc?a a Washington cuando se entreviste con George Bush, el 23 de abril, y no la misma monserga ineficaz de la erradicaci?n de cultivos de coca.

Una pol?tica alternativa debe tener los siguientes ejes:

1. Las drogas y la coca no son un tema de "seguridad nacional" sino de seguridad ciudadana y, en primer lugar, de desarrollo humano. Es decir, socioecon?mico y cultural por el lado de la producci?n , m?dico-sanitario y preventivo-educativo en lo que se refiere al consumo -de drogas, no de hoja de coca- y de inteligencia con operaciones "quir?rgicas" para cortar los eslabones intermedios del tr?fico.

2. El problema es la pol?tica prohibicionista que ha sido ineficaz en disminuir la demanda por drogas y el "narcotr?fico" pero, por otro lado, la estrategia "ofertista" de erradicar/fumigar cultivos tampoco ha funcionado. Esta buscaba aumentar los precios de la coca?na en calles, incrementar el abastecimiento de drogas sucias y dar mayor seguridad a los barrios consumidores. No ha sucedido ninguna de las tres cosas.

3. Impulsar una pol?tica de Estado propia, la que debe ser discutida por y con los ciudadanos. Esto implica elaborar un marco legislativo e institucional que golpee los eslabones intermedios del narcotr?fico, que derogue el DL 22095, que data de la dictadura de Morales Berm?dez y que construya una sola direcci?n pol?tica en la lucha contra el tr?fico de drogas ya que actualmente hay nueve cabezas -Devida, Minint, Ofecod, Dinandro, MEF-UIF, Defensa, Agricultura, Educaci?n y Salud-, mientras los narcos andan campantes.

4. Respetar y alentar el cultivo y producci?n de hoja de coca para su uso tradicional e industrial ben?fico, lo que implica un marco legislativo que transforme radicalmente la Enaco por ineficaz -s?lo acopia 3 mil de 9 mil TM- y aliente la inversi?n privada en este tema.

5. Cesar la erradicaci?n forzosa de cultivos contra aquellos agricultores empadronados, mediante registro y catastro, de acuerdo con el Acta de Tocache, proceso que tomar? por lo menos seis meses.

6. Impulsar un desarrollo rural integral sostenible y sustentable en las zonas cocaleras y no insistir en el "desarrollo alternativo" de Usaid y de la ONUDD, que est? basado en el modelo de "producto motor de exportaci?n" -caf?, cacao, palmito, palma aceitera, ca?a de az?car, etc.- en zonas de selva alta que no son aptas para ello.

7. Estando en aumento el consumo interno de drogas, sobre todo en la juventud, debe impulsarse programas de prevenci?n/educaci?n que sean informativos y no terror?ficos, como los que se impulsan actualmente.

Fuente: Per? 21

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com