contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 20 de abril de 2007

Senadores Socialistas defienden la Hoja de Coca

Hace algunos d?as estuvo en nuestro pa?s el Senador chileno Jaime Gazmuri. Semanas atras, el Senado Chileno fue escenario de un debate sobre "Narcotr?fico y consumo de Drogas, y M?todos de combate al problema". Se pudo constatar que importantes sectores de la sociedad chilena apoyan la causa de la defensa de la Hoja de Coca.
Estos sectores, representados por los senadores Alejandro Navarro y Jaime Gazmuri del Partido Socialista de Chile, el partido del legendario Salvador Allende, hicieron escuchar su voz, nuestra voz, en esta memorable sesi?n.
Aqu? presentamos la transcripci?n de las intervenciones de ambos senadores...


El se?or GAZMURI.-

Segundo asunto -y en esto voy a ser muy breve-: ...

LEO LA PANCARTA QUE SE HA DESPLEGADO EN LAS TRIBUNAS, con la cual manifiesto mi completo acuerdo: la coca no es droga. La hoja de coca es consumida en los pueblos altipl?nicos y posee usos medicinales ancestrales. Y me consta que la pol?tica del Gobierno del Presidente Morales es utilizar la coca en lo que corresponde -como consumo tradicional y medicinal- y combatir el narcotr?fico y la coca?na. A veces en la opini?n p?blica, sobre todo en la de nuestro pa?s, existe gran confusi?n, porque cuando los diarios hablan de "organizaciones cocaleras" se refieren a los sindicatos de campesinos que cultivan coca y desean que ella tenga los usos medicinal y de consumo humano tradicionales. Se trata de la hoja, no de la industria. Esta ?ltima puede ser combatida.

Pero no es ?se el tema que deseo abordar esta tarde. Baste se?alar al respecto que el combate al narcotr?fico es un asunto que, desgraciadamente, se halla vinculado a la prevenci?n y el consumo, pero que es distinto de ?stos, por la simple circunstancia de que en ese caso se est? enfrentando, no una tendencia de las personas, sino una industria organizada del crimen de car?cter global. ?se es el punto.

Ah? no se est? enfrentando una tendencia natural de la gente, que existe. ?Si desde los comienzos de la Humanidad que las personas consumen sustancias que alteran sus estados de conciencia! Algunas crean dependencia, otras no. La cuesti?n es que estamos haciendo frente a una industria organizada del crimen de car?cter global que mueve miles de millones de d?lares en el mundo y presenta poderosas complicidades. Y Chile es parte de ese ajedrez. Nosotros no somos productores y, por tanto, no tenemos tal problema, porque aqu? no existe el clima apropiado. Si lo hubiera, ser?amos potenciales productores. Efectivamente, se dice: "?Gran ?xito en Colombia!". ?Qu? gran ?xito en Colombia? All? se est? cultivando en la selva, en terrenos que todav?a no son fotografiados. Y si fuera erradicada de ese pa?s, la industria se desplazar?a a la selva brasile?a.

Se trata de asuntos nacionales. Enfrentamos una industria organizada del crimen. Y eso es lo que hay que combatir.


El se?or NAVARRO
Por otro lado, como ?ste es un tema asociado al norte, resulta imprescindible visualizar la siguiente situaci?n, para no confundirnos y atacar donde efectivamente hay que hacerlo: la coca?na, la droga il?cita.

La legislaci?n chilena viola la Convenci?n de las Naciones Unidades contra el Tr?fico Il?cito de Estupefacientes y Sustancias Sicotr?picas del a?o 1988, como lo demuestra -es posible que se sepa- la existencia de un proceso penal seguido en contra del se?or Juan Cutipa. Este ciudadano es un curandero de etnia atacame?a que ten?a en su poder, al momento de su detenci?n, 30 bolsitas de hojas de coca, de no m?s de 200 gramos en total, las cuales ofrec?a a sus "pacientes" y cuyas facultades medicinales eran promocionadas en Punta Arenas a trav?s de medios de comunicaci?n. Por tales hechos, fue detenido por la Polic?a de Investigaciones y acusado del delito de tr?fico il?cito de estupefacientes, arriesgando una alta pena, que va desde los 5 a los 15 a?os. El se?or Cutipa fue sometido a proceso por un tribunal de dicha ciudad por aquel delito, con la natural consecuencia de la prisi?n preventiva por espacio de m?s de dos meses.

Se?or Presidente, se encuentra en tr?mite en la C?mara de Diputados un proyecto de ley que despenaliza el uso tradicional de la hoja de coca, como forma de proteger la diversidad cultural. Su tramitaci?n est? detenida. Ser?a necesario e importante que lo analiz?ramos.

Pienso que, si hay algo relevante, es que los pueblos originarios que mastican la hoja de coca se al?en en la lucha contra el tr?fico il?cito y no se sientan perseguidos.

En tal sentido, las Convenciones son expl?citas. Se persigue el cultivo del arbusto de coca para producir estupefacientes. La propia Convenci?n contra el Tr?fico Il?cito de Estupefacientes y Sustancias Sicotr?picas se?ala que "Las medidas que se adopten deber?n respetar los derechos humanos fundamentales y tendr?n debidamente en cuenta los usos tradicionales l?citos, donde al respecto exista la evidencia hist?rica, as? como la protecci?n del medio ambiente.".

La coca juega un rol relevante en la cultura aimara. La Koka Kintu -como la llaman en los Andes- es un regalo del Inti, o dios Sol. Adem?s, su hoja es una ofrenda que se deposita en lugares espec?ficos y es utilizada en muchas ceremonias.

Muchos de nuestros candidatos presidenciales han mascado hoja de coca. La verdad es que cabe preguntarse si podr?an ser condenados como lo fue el ciudadano Juan Cutipa.

Fuente: Senado de Chile

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com