contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 06 de marzo de 2007

ONU rechaza la propuesta de Bolivia de "revalorizar" la coca

CONFRONTACI?N | La ONU se enfrenta al Gobierno de Bolivia por la hoja de coca. Con la posici?n que ha tomado la JIFE, se pone en peligro la buena relaci?n entre la Junta y el pa?s.

Imagen
La hoja de coca apareci? ayer en Viena como la manzana de la discordia entre la Junta Internacional de Fiscalizaci?n de Estupefacientes (JIFE), el ?rgano de la ONU encargado de velar por el cumplimiento de los tratados internacionales sobre drogas, y el Gobierno de Bolivia.

El presidente de la JIFE, el nigeriano Philip O. Emafo, reiter? en rueda de prensa, tras presentar el Informe Anual 2006 sobre las drogas, su rechazo a la propuesta del presidente boliviano Evo Morales de "revalorizar" la hoja de coca y ampliar su uso.

La estrategia del presidente Morales, de ampliar el uso de esa planta, fabricando por ejemplo t? de hoja de coca para poder un d?a exportarlo, "preocupa" a la JIFE, que ha dedicado un cap?tulo especial del documento a rechazarla.

Al igual que en el caso de las salas de "venopunci?n" (narcosalas) que hay en Espa?a y en otros pa?ses europeos, la Junta denuncia que los usos tradicionales de la hoja de coca que no son medicinales "contravienen" la Convenci?n de la ONU.

"La posici?n de la Junta es que en 1968 entr? en vigor la Convenci?n de 1961, que establece que los pa?ses que cultivaban hoja de coca deber?n dejar esas pr?cticas en un plazo de 25 a?os, es decir, en 1993", record?. "Creemos que est? mal no cumplir con los compromisos de los acuerdos de que son parte", insisti? Emefo.

Temor

La Junta teme que el fomento del cultivo del arbusto de coca facilite su desv?o a la fabricaci?n de coca?na, pues en su informe se?ala que la erradicaci?n de las plantaciones il?citas en la regi?n andina apenas redujo la superficie total dedicada a la coca.

Ante la prensa, Emafo hab?a declarado que personalmente cre?a que "no es bueno" masticar la hoja de coca para "la gente que trabaja", pues al quitarles el hambre les impide "una nutrici?n apropiada, que es parte de los derechos humanos".

Por su parte, Koli Kouame, secretario de la Junta, destac? que la JIFE no est? en contra de la hoja de coca mientras se use para actividades permitidas y controladas, que el convenio limita a fines medicinales concretos y su uso como ingrediente de sabor.

Colombia, seguida de Per? y Bolivia, se mantiene como el principal abastecedor de coca?na al mundo, y Europa se ha convertido en el segundo consumidor, despu?s de Estados Unidos.

Por otra parte, la JIFE expresa tambi?n su preocupaci?n por el creciente contrabando de coca?na a trav?s de ?frica, facilitado por dos factores: la tambi?n creciente demanda en Europa y las insuficientes medidas de lucha antidrogas en ?frica.

Controversia

En medio de la conferencia de prensa de presentaci?n del informe anual, una diplom?tica boliviana pidi? la palabra para "leer un comunicado" sobre la postura de su gobierno, pero fue rechazada por los representantes de la Junta con la justificaci?n de que no hab?a espacio para su intervenci?n en el encuentro con los periodistas.

Por su parte, el embajador de Bolivia en Viena, Horacio Bazoberry, dijo a Efe que considera su derecho exponer "la molestia de Bolivia por el tratamiento injustificado contra la valoraci?n de la lucha que hace Bolivia", en alusi?n a la cr?tica que hace este a?o la JIFE a la estrategia del presidente Morales sobre hoja de coca.

"Es verdad, de la hoja de coca eventualmente se puede producir coca?na, pero no puede existir la confusi?n entre la coca y la coca?na. El presidente Morales tiene muy clara la pel?cula al respecto", dijo a Efe Bazoberry.

El canciller boliviano David Choquehuanca, en una sesi?n especial de los embajadores de 34 estados acreditados ante la Organizaci?n de los Estados Americanos, en Washington, dijo el lunes que "la coca es alimento, es medicina... y es parte de nuestra espiritualidad". Indic? que no se erradicar? la coca y que en su racionalizaci?n se reducir?n los cultivos con participaci?n de los mismos productores, y que en su plan antidrogas tambi?n participar?n los propios campesinos.

Buenas relaciones en peligro

El embajador de Bolivia en Viena, Horacio Bazoberry, tambi?n representante permanente de Bolivia ante la Oficina de Naciones Unidas en Viena, acus? a la Junta Internacional de Fiscalizaci?n de Estupefacientes (JIFE) de defender "una visi?n no realista, fuera de un contexto cultural" y de poner en peligro las buenas relaciones entre ese organismo y el pa?s.

"Normalmente hay un derecho a replicar, y lo que ha hecho el presidente de la JIFE es referirse de forma directa a Bolivia, y sobre un tema que es muy sensible, que es el masticado de hoja de coca", insisti?.

"Bolivia hab?a invitado a la JIFE para una visita en septiembre (pr?ximo). Con la posici?n radical que ha tomado el presidente hacia Bolivia, pone en peligro las buenas relaciones" entre La Paz y la Junta. Eso lo quiero dejar bien en claro", subray? el diplom?tico.

"Adem?s -a?adi?- voy a recomendar a mi gobierno de que tome en consideraci?n la posici?n que est? adoptando la JIFE contra Bolivia.

Yo no s? si va a ser necesario en estas circunstancias un viaje a Bolivia. No podr?a entender que aparezca este se?or y le diga al Presidente (boliviano): mira, tienes que dejar de masticar".

Bozoberry record? que Morales "es un ex cocalero, es decir, su base pol?tica nace en los campos de sembrado de cocales. Quiere decir que en alg?n momento ha surgido un nuevo grupo social que ahora est? tratando de hacer prevalecer sus derechos".

M?S DETALLES

Los bajos precios de la hoja de coca y otras drogas il?citas registrados en los ?ltimos meses en Bolivia podr?an haber determinado que las bandas de traficantes colombianos y mexicanos se interesaran por ese pa?s.

A pesar de las cientos de miles de hect?reas de cultivo il?cito de arbusto de coca erradicadas en los ?ltimos a?os en Sudam?rica, unas 250 toneladas de coca?na de la regi?n andina entran cada a?o en la Uni?n Europea.

En 2005, las mayores superficies de cultivo il?cito de arbusto de coca se siguieron registrando, en orden descendente, en Colombia, Per? y Bolivia, y en toda la "subregi?n andina" la superficie de cultivos de arbusto de coca aument? ligeramente, de 158 mil a 159.600 hect?reas, de 2004 a 2005.

La JIFE destaca que los narcotraficantes "se est?n volviendo m?s especializados e incluso ofrecen sus servicios a otros grupos delictivos. Suelen utilizar adelantos tecnol?gicos en materia de comunicaciones y transporte para impedir que se descubran sus actividades".

Fuente: Los Tiempos.com

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com