contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Mi?rcoles, 31 de enero de 2007

Ignorancia y Discriminaci?n de la Justicia

El gobierno de Evo Morales plante? al argentino y al Mercosur la libre comercializaci?n de la coca. Pese a ello, en Lomas de Zamora, un inmigrante boliviano est? preso desde hace un a?o por vender hojas de esa planta entre su comunidad.
Imagen

El debate legal en la Argentina

El juez federal Carlos Ferreiro Pella, de Lomas de Zamora, mantiene preso desde marzo del a?o pasado a un ciudadano boliviano por el hecho de haber tenido, en su negocio de herborister?a, hojas de coca destinadas a la pr?ctica del coqueo. La detenci?n ?que fue solicitada por el fiscal Alberto Adri?n Mar?a Gentili? fue cuestionada por la Federaci?n Argentina de Colectividades, la cual destac? que ?la hoja de coca no es coca?na?, se?al? que ?no hab?a en el lugar ninguna otra materia prima para producir droga? y advirti? que ?la ignorancia de la cultura de los inmigrantes que integran el territorio nacional o de los pueblos originarios genera una falta total de equidad?. Por su parte, la titular de Derechos de los Pueblos Ind?genas en la Facultad de Derecho de la UBA advirti? que ?el coqueo y la infusi?n de coca est?n legalmente permitidos en todo el territorio argentino? y coment? que ?la coca es para los bolivianos como el mate para los uruguayos?.

Irineo Mora Sandi, de nacionalidad boliviana, ten?a un negocio de herborister?a en la calle Olimpo, de Lomas de Zamora, donde hay muchos comercios y funciona tambi?n una feria de comerciantes de ese origen. En marzo del a?o pasado, la polic?a irrumpi? en varios de esos locales. Mora Sandi, entre otros muchos productos, vend?a hojas de coca: fue detenido, y el juez Carlos Ferreiro Pella, titular del juzgado federal en lo Criminal y Correccional N? 2, decidi? procesarlo por infracci?n al art. 5? inciso a) de la Ley 23.737, seg?n el cual ?ser? reprimido con reclusi?n o prisi?n desde 4 a 15 a?os y multa de $ 225 a $ 18.750 el que sin autorizaci?n o con destino ileg?timo siembre o cultive o guarde semillas utilizables para producir estupefacientes, o materias primas, o elementos destinados a su producci?n o fabricaci?n?.

La tenencia de hojas de coca no es en s? misma delito: el art. 15 de la misma ley establece que ?la tenencia y el consumo de hojas de coca en su estado natural, destinado a la pr?ctica del coqueo o masticaci?n, o a su empleo como infusi?n, no ser? considerada como tenencia o consumo de estupefacientes?.

El argumento del juez Ferreiro Pella y del fiscal Gentili se basa en que, aunque tener hojas de coca no es delito, la hoja de coca es ?materia prima? de la coca?na, lo cual justificar?a que Mora Sandi est? preso desde marzo del a?o pasado. La Federaci?n Argentina de Colectividades (FAC) ?en una presentaci?n suscripta por su vicepresidente, Gabriel Juricich? observa que ?seg?n datos obrantes en la causa, la cantidad total de hojas de coca que este ciudadano boliviano ten?a en su comercio era de 5,4 kilos. Seg?n los peritajes efectuados, esta cantidad s?lo podr?a obtener 13,48 gramos de coca?na. El mismo informe pericial especifica que los adictos toleran m?s de diez gramos diarios de coca?na, de modo que con todo el material secuestrado tendr?amos s?lo la cantidad suficiente para un d?a de un adicto?.

Adem?s, y centralmente, ?las hojas de coca en s? no son coca?na: hay que tratar la hoja, separar los dem?s alcaloides de la coca?na y cristalizarla en una sal. Para hacer la pasta base hacen falta los siguientes precursores: petr?leo o queros?n, ?cido sulf?rico y un ?lcali que puede ser cal, carbonato s?dico o potasa. El proceso de secado puede durar varios d?as?, explica la FAC, y destaca que en el local de Mora Sandi ?no hab?a ninguna otra materia prima para producir droga?, destaca la FAC.

Seg?n la presentaci?n de la FAC, ?no se ha tomado en cuenta la costumbre boliviana de consumo de estas hojas en su estado natural. La ignorancia de la cultura y la formaci?n de los inmigrantes que integran el territorio nacional o de los pueblos originarios, m?s all? de generar una falta total de equidad, se transforman en focos de discriminaci?n?. La Federaci?n tambi?n observa que ?la hoja de coca se ha llevado al ?mbito internacinal de la mano del propio presidente de Bolivia, adem?s de otros jefes de Estado que est?n comprendiendo y valorizando una cultura de siglos, que fue ocultada por los prejuicios y los negocios de la explotaci?n de los centros de poder?.

Teodora Zamudio ?profesora titular de Derechos de los Pueblos Ind?genas en la Facultad de Derecho de la UBA? ratific? que ?seg?n el C?digo Penal, el coqueo y la infusi?n de coca est?n permitidos. Y hay jurisprudencia explicando que, si una persona puede mascar coca, para conseguirla necesita que alguien se la venda. Corresponder?a una reglamentaci?n m?s clara de la ley, ya que, al no estar regulada su venta, no hay un control sanitario de la hoja de coca?.

En cuanto a la detenci?n de Mora Sandi, ?hay jurisprudencia aplicable: una persona que hab?a entrado al pa?s desde Bolivia llevando hojas de coca fue detenida por tr?fico de estupefacientes: la C?mara dictamin? que no correspond?a la detenci?n porque no estaba ingresando ning?n estupefaciente, no lo es la hoja de coca?, cont? Zamudio.

La profesora de la UBA destac? que Mora Sandi ?estaba vendiendo la hoja de coca a su propia colectividad, y el coqueo es una pr?ctica de orden ritual: la coca es a los bolivianos lo que el mate a los uruguayos; m?s a?n en realidad, porque remite a valores simb?licos ancestrales. En un orden m?s directo, el coqueo de los bolivianos en la Argentina es comparable con la conducta de los argentinos que, habiendo emigrado a otros continentes, toman mate?.

Fuente: Mega 24

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com