contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 30 de enero de 2007

El estudio OMS/UNICRI

La inocuidad y los beneficios para la salud humana del uso tradicional de la hoja de coca han sido comprobados con gran rigor cient?fico por el mayor estudio mundial sobre la coca?na realizado hasta la fecha, a cargo de la Organiaci?n Mundial de la Salud (OMS) en colaboraci?n con el Instituto Interregional de las Naciones Unidas para Investigaciones
sobre la Delincuencia y la Justicia (UNICRI por su sigla en ingl?s) que se desarroll? entre 1991 y 1995.
El Proyecto Coca?na OMS / UNICRI recogi? informaci?n de 22 ciudades en 19 pa?ses desarrollados y en desarrollo de cinco continentes, sobre el uso de la hoja de coca y sus productos derivados, sobre sus efectos en los usuarios y las comunidades, y sobre la respuesta de los gobiernos ante el problema de la coca?na. Los 45 investigadores internacionales (entre los cuales profesores de cinco universidades de EEUU) que trabajaron en el proyecto produjeron: perfiles de 19 pa?ses en materia de coca?na; estudios de informantes clave, desde usuarios hasta personas con amplios conocimientos sobre el tema; el Estudio de Historia Natural en cuatro lugares de Sudam?rica y ?frica.
El Proyecto Coca?na OMS/UNICRI destac? que el uso tradicional de la coca no parece tener efectos negativos para la salud y tiene funciones terap?uticas, sagradas y sociales positivas entre los pueblos ind?genas de la regi?n andina, as? como entre algunos grupos del Brasil. Adem?s el cultivo de coca representa la base de la econom?a de subsistencia de muchas comunidades campesinas en Bolivia y el Per?.
Los informantes en Cochabamba recalcaron que los campesinos
ind?genas han acullicado1 durante d?cadas sin manifestar
efectos adversos por el uso continuado. El informe de Colombia
se?al? que no se tiene constancia de que el h?bito del acullicu haya causado da?os perceptibles en la salud f?sica o mental.
Probablemente se llegar?a a la misma conclusi?n en el caso de los usuarios de otros productos naturales de la coca, como las bolsitas de t? o la goma de mascar.
Los campesinos de Cochabamba indicaron que la coca reporta beneficios econ?micos a los campesinos ind?genas porque los ayuda a aumentar la producci?n en el cultivo agr?cola, la pesca y la miner?a.
Los informantes de Medell?n apuntaron que los chamanes utilizan hojas de coca en los rituales religiosos para reforzar sus poderes.
Informes locales constatan que los transportistas encuentran imprescindible el acullicu cuando conducen veh?culos durante la noche, muchos universitarios e intelectuales aseveran que el acullicu les permite concentrarse en sus estudios y que aumenta su entendimiento.
Los cient?ficos que participaron en el estudio OMS / UNICRI hicieron las siguientes recomendaciones:
? Aunque cabe la posibilidad de que el uso de la hoja de coca pueda estar vinculado a algunos problemas de salud no detectados hasta el momento, se trata de algo improbable.
? La OMS deber?a investigar sobre el impacto que tienen las diversas legislaciones y medidas de fiscalizaci?n de drogas sobre individuos y poblaciones concretos.
? La OMS deber?a investigar los beneficios terap?uticos de la hoja de coca y si esos efectos son trasladables de los contextos tradicionales a otros pa?ses y culturas.
El 14 de marzo de 1995, la OMS anunci? a la prensa internacional la publicaci?n del Proyecto Coca?na OMS / UNICRI2.
Pocos d?as despu?s, el 9 de mayo de 1995, en la Comisi?n B de la 48? Asamblea Mundial de la Salud, reunida en Ginebra, el representante de Estados Unidos expres? ?su sorpresa al notar que el informe sobre el Estudio Global de la Coca?na, realizado conjuntamente por la OMS y UNICRI, parec?a un fuerte alegato a favor de los usos positivos de la coca?na al argumentar que el uso de la hoja de coca no produc?a da?os perceptibles en la salud f?sica o mental, que los efectos positivos de la masticaci?n de la hoja de coca podr?an transferirse desde sus entornos tradicionales a otros pa?ses y culturas, y que la producci?n de coca era financieramente beneficiosa para los campesinos.?3
Luego de lo cual a?adi? que su gobierno suspender?a los aportes financieros si la OMS no se disociaba de las conclusiones del estudio y si adoptaba una posici?n que justificara la producci?n de coca.
En respuesta, el Secretariado de la OMS dijo que el estudio era un an?lisis importante y objetivo de datos recolectados en muchos pa?ses, y que hab?a sido realizado por expertos internacionales cuyas conclusiones no reflejaban la posici?n de la OMS.
El representante de EEUU replic? que el estudio no era importante ni objetivo y que deb?a ser revisado por cient?ficos genuinos (peer review) de acuerdo con las estrictas reglas de la misma OMS. Pero hasta el momento el estudio global de la coca?na no ha sido todav?a revisado ni publicado.
Un peer review es parte fundamental de todo estudio cient?fico, tambi?n en la OMS. Debido a sus sorpresivas
conclusiones, el anuncio de la publicaci?n de los resultados de la ?iniciativa sobre coca?na? fue prematuro.
El director del Programa sobre Sustancias de Abuso (PSA) de la OMS, Hans Emblad, mand? una copia al Programa de Naciones Unidas para la Fiscalizaci?n Internacional de Drogas (PNUFID) en Viena, que desencaden? un esc?ndalo.
En mayo de 1995 se elaboraron listas con nombres de varios investigadores para hacer la revisi?n, las cuales fueron enviadas al Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIDA por su sigla en ingl?s) la instituci?n estadounidense encargada de la selecci?n.
La conclusi?n de la revisi?n (peer review) hab?a sido prevista para el 30 de septiembre de 1997. Durante casi dos a?os hubo un intercambio intensivo por fax de listas con nombres de personas propuestas por el PSA y las respuestas del NIDA, rechaz?n-dolos uno por uno.
De modo que nunca se puso fin de manera formal a la ?iniciativa sobre coca?na?. La mayor?a de los investigadores que colaboraron nunca supo qu? pas? con sus trabajos. Algunos publicaron su parte en sus respectivos pa?ses.4
El hecho de que no se hubiera publicado el estudio de la OMS/UNICRI ha tenido consecuencias funestas para los pa?ses andinos.
En el caso de Bolivia, precisamente en los diez a?os que siguieron a las 48 Asamblea Mundial de la Salud, se implement? la pol?tica de erradicaci?n y ?coca cero?, bajo lo
que se conoci? como el Plan Dignidad. La puesta en marcha de este plan se tradujo en el asesinato de decenas de campesinos, innumerables heridos, y de prisioneros que todav?a est?n a la espera de proceso y sentencia judicial. Estos problemas se habr?an evitado o atenuado si la OMS hubiera publicado su informe, de modo que la comunidad
internacional y los sucesivos gobiernos bolivianos se hubieran enterado de los beneficios de la hoja de coca consumida en forma tradicional.
Los intentos de cambiar el r?gimen internacional de la coca durante los a?os noventa a trav?s de estudios cient?ficos o por la diplomacia pol?tica terminaron en el fracaso. Pero las huellas que dejaron podr?an ser aprovechadas ahora por los
nuevos protagonistas del siglo XXI.
La primera intervenci?n del nuevo Gobierno Boliviano en Viena este a?o es una muestra de un primer paso hacia ello: ?Consideramos pues que la inclusi?n de la hoja de coca, en la Convenci?n ?nica de 1961 - I, como droga psicotr?pica sujeta a control, fue un error que merece una consideraci?n y an?lisis particular por la Comisi?n de Estupefacientes de las Naciones Unidas, de tal forma que en un futuro se den las bases para retirarla de la lista I de la Convenci?n ?nica.

<hr />
1 Acullico/acullicar: masticado de coca; del quechua: aculliku/akhulliku/akhullir)
2 V?ase nota de prensa: http://www.tni.org/drugscoca-docs/
cocapress.ht
3 WHA48/1995/REC/3, Forty-eight World Health Assembly,
Summary Records and Reports of Committees, Geneva, 1-12
May 1995, p. 229.
4 V?ase en: ww.tni.org/drugs/reports/brief5s.htm


Fuente: Transnational Institute

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com