contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 14 de julio de 2006

DROGAS-PER?: Cocaleros llegan al Congreso

Por Milagros Salazar

LIMA, jul (IPS) - Despu?s de Bolivia, Per? se ha convertido en el segundo pa?s de la regi?n andina con un movimiento cocalero representado en el Poder Legislativo. Una de sus principales dirigentes, Nancy Obreg?n, asumir? el 28 de este mes como parlamentaria de Uni?n por el Per? (UPP), junto a otros nueve congresistas que apoyan la lucha de los cultivadores de coca.

La bandera cocalera en Per? empieza a izarse en distintos bastiones de la pol?tica. Otra de las dirigentes del movimiento campesino, Elsa Malpartida, fue elegida para el Parlamento Andino por la UPP, el partido que postul? a la Presidencia al nacionalista Ollanta Humala.

Ambas campesinas dijeron a IPS que luchar?n desde sus respectivos cargos por "la despenalizaci?n de la hoja de coca, su industrializaci?n" y el reconocimiento de este cultivo como "patrimonio cultural".

Lo mismo defender?n los restantes legisladores que representar?n en el pr?ximo Congreso legislativo a las regiones de mayor producci?n de hoja de coca de este pa?s: Yaneth Cajahuanca, Karina Beteta, An?bal Huerta, Juana Huancahuari, Elizabeth Le?n y Roger N?jar Kokally, todos ellos de UPP, as? como dos legisladores del socialdem?crata Partido Aprista Peruano, An?bal Huerta y Jos? Macedo, y uno, Rolando Re?tegui, de Alianza por el Futuro, el sector del ex presidente Alberto Fujimori.

As?, hay un bloque pro cocalero a punto de instalarse. "Desde el Congreso, tendremos un discurso m?s amplio sobre la hoja de coca. Sabemos que el tema pasa por incorporar una agenda clara en el sector agrario y por la conformaci?n de coaliciones con otros movimientos cocaleros como Bolivia", expres? Obreg?n con una argumentaci?n fluida basada en su experiencia gremial.

La dirigente se reuni? en La Paz en octubre de 2005 con campesinos cocaleros de los pa?ses andinos, como parte de la Confederaci?n de Productores Agropecuarios de las Cuencas Cocaleras en el Per? (Conpaccp). Al c?nclave tambi?n asisti? el l?der de la otra facci?n del movimiento, Iburcio Morales, del valle El Monz?n, en la selva amaz?nica de la oriental regi?n Hu?nuco. El nexo fue el ex diputado boliviano Dionicio N??ez, del Movimiento al Socialismo (MAS), que llev? este a?o a la Presidencia de Bolivia al ind?gena Evo Morales.

En la reuni?n se acord? luchar en bloque por el retiro de la hoja de coca del Ap?ndice 1 de la Convenci?n ?nica de 1961 sobre Estupefacientes --que la considera sustancia sujeta a fiscalizaci?n y control y califica su masticaci?n como toxicoman?a--, lo que com?nmente los campesinos llaman "despenalizaci?n" del cultivo.

El uso medicinal, alimenticio y ritual de la coca forma parte de la cultura ancestral de los pa?ses andinos. Pero convertida en materia prima de la coca?na, ha sido penalizada y estigmatizada.

Hasta ahora, desde la base social y sin ninguna representaci?n directa en el aparato gubernamental, la posibilidad de poner el tema en la agenda pol?tica resultaba imposible para los cocaleros peruanos.

A diferencia de los productores de Bolivia, que hicieron su aparici?n en la pol?tica en los gobiernos municipales, los del Per? decidieron comenzar la carrera desde el Poder Legislativo. As?, Obreg?n y Malpartida se postularon al Congreso y al Parlamento Andino desde las filas de Humala, con la venia del entonces encarcelado l?der de la Conpaccp, Nelson Palomino.

Palomino purgaba condena desde hac?a tres a?os y medio, acusado de secuestrar a un campesino en 2003 durante una protesta. A inicios de junio, las autoridades peruanas ordenaron su semi-libertad, y ahora el dirigente acaba de crear su propio partido bajo una palabra quechua que intenta refutar las cr?ticas sobre la divisi?n del movimiento cocalero: Kuska, que significa "unidos".

El dirigente campesino presenta a Kuska como "un proyecto pluralista que nace en el seno del movimiento cocalero para luchar por los excluidos". Palomino dijo a IPS que se encuentra en reparativos para que la agrupaci?n participe en las elecciones municipales y regionales que se realizar?n el 19 de noviembre.

Su objetivo es ganar peso en las regiones cocaleras del centro y oriente del pa?s, como Ayacucho, Hu?nuco, San Mart?n y Ucayali, adem?s de lograr que Nancy Obreg?n, Elsa Malpartida y otros legisladores que apoyan esta lucha rompan con Humala y se sumen a Kuska. Palomino busca un movimiento cocalero representado en un solo partido, lo que no pudo lograr desde la c?rcel, y as? prepararse para los comicios presidenciales de 2011.

"A diferencia de Bolivia, que desde hace m?s de 15 a?os tiene un movimiento cocalero con representaci?n pol?tica, en el Per? reci?n se est?n sentando las bases para que los productores de la hoja de coca dejen de ser actores pol?ticos en las calles para hacerlo desde el aparato formal del Estado, ante la incapacidad del gobierno de atender sus demandas", explic? a IPS el especialista Ricardo Sober?n.

Pero el presidente de la gubernamental Comisi?n Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida), Nils Ericsson, consider? "una barbaridad" la emergencia de los cocaleros en la pol?tica. "Con enorme hipocres?a piden que se respete el excedente de la producci?n de hoja de coca para industrializarla cuando saben que eso no es viable. Esa defensa en el Congreso solo va a generar el incremento del narcotr?fico", dijo Ericsson a IPS.

Sober?n, sin embargo, rescat? que a trav?s de los nuevos parlamentarios se promuevan leyes que permitan cambiar "la pol?tica represiva de erradicaci?n de los cultivos que es digitada desde Estados Unidos y que hasta el momento demuestra ser un fracaso". Seg?n el ?ltimo informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNDOC, por sus siglas en ingl?s) publicado en junio, en 2005 la producci?n de hoja de coca en Per? fue de 106.000 toneladas m?tricas, ocupando 48.200 hect?reas, lo que convierte a este pa?s en el segundo productor m?s importante de este cultivo en la regi?n andina detr?s de Colombia y antes de Bolivia, que aparece con 25.400 hect?reas.

De las 106.000 toneladas producidas, solo 9.000 son consideradas para el consumo tradicional, y su industrializaci?n se destina principalmente a bolsitas filtrantes para infusi?n, de acuerdo con la encuesta nacional sobre consumo de hoja de coca del Instituto Nacional de Estad?sticas (INEI). El resto de la producci?n es catalogada como materia prima para el narcotr?fico, y por lo tanto, las autoridades trabajan en su erradicaci?n.

La Empresa Nacional de la Coca, que desde 1978 tiene el monopolio de la compra y venta del cultivo en las 14 cuencas cocaleras, el a?o pasado solo adquiri? 3.044 toneladas, de las cuales apenas 111 fueron a la exportaci?n y para fines industriales, o sea, apenas uno por ciento de la producci?n total.

Sin embargo, Palomino se?al? que existen m?s de 9.000 toneladas de hoja de coca en el mercado formal y reclam? al gobierno peruano que realizara un censo en los valles. "Esas cifras son manipuladas. Por eso los campesinos cocaleros ya empezamos a hacer nuestra propia medici?n", coment?.

Sober?n consider? que "Estados Unidos tiene que hilar muy fino. Si en Bolivia su pol?tica de represi?n ya gener? un efecto contrario con la aparici?n de Evo Morales, no vaya a suceder lo mismo con Nelson Palomino".

La presencia estadounidense en la lucha contra el narcotr?fico en Per? se revela en lo que aporta econ?micamente. Devida inform? a IPS que de los 124 millones de d?lares que el gobierno invierte para este fin, 120 millones proceden de la comunidad internacional, 90 por ciento de Estados Unidos, y s?lo cuatro millones de d?lares salen de las arcas del Estado peruano.

Ericsson se?al? que mientras las autoridades no incrementen su inversi?n para combatir el narcotr?fico, que mueve en este pa?s 19.600 millones de d?lares al a?o, se continuar? interviniendo en los valles cocaleros que elija Estados Unidos.

Lo curioso es que en el valle El Monz?n, considerado un enclave del narcotr?fico y el segundo productor m?s importante de coca con 15.633 hect?reas, no hay programas de cultivos alternativos en marcha.

La nueva bancada pro cocalera asegura que presentar? propuestas legislativas para que se aplique un programa de lucha contra el narcotr?fico que tambi?n considere el desarrollo de las regiones cocaleras por sus altos ?ndices de pobreza.

Seg?n el INEI, en la regi?n de Hu?nuco ahora representada por Nancy Obreg?n, 77,6 por ciento de la poblaci?n es pobre y 49,6 por ciento extremadamente pobre. En Ayacucho, donde naci? Palomino, son pobres 64,9 por ciento de los habitantes.

Detr?s de la aparici?n del movimiento cocalero en la tribuna pol?tica, tambi?n hay una demanda de presencia del Estado en esas regiones. (FIN/2006)

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=38046

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com