contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Martes, 06 de noviembre de 2012

Movadef: Firmes, pero no bestias

Los activistas de Movadef están en una ofensiva política internacional que consiste en denunciar que el estado peruano viola los derechos fundamentales de un sector de ciudadanos peruanos al perseguírseles por sus ideas, pues sostienen que no han cometido ningún acto de violencia y que los persiguen y discriminan por coincidir con las ideas políticas de su líder preso.

Nosotros sabemos que ese "lider preso" fue un asesino terrorista despiadado, que no tuvo escrúpulos en mandar asesinar a campesinos desarmados, a dirigentes locales (ojo que el 60% de autoridades locales asesinadas por SL, fueron militantes de Izquierda Unida) y a otras autoridades y ciudadanos. Pero fuera del Perú (incluso dentro del país), hay una completa desinformación de lo que ocurrió en esos años de violencia propiciada por los culpables (de ambos lados) de ésta, con el fin de ocultar sus propias responsabilidades políticas y penales.

Probablemente sea cierto que los activistas del Movadef no hayan participado nunca en un acto de violencia, pues son demasiado jóvenes para haber vivido en esa época. Por lo tanto, al no haber cometido acto alguno de violencia, el cuadro de persecución por ideas que pinta Movadef en el extranjero, se completa. Y si nosotros no usamos la inteligencia y nos dejamos llevar por la indignación o el hígado, ellos nos van a ganar la batalla de ideas porque los peruanos no estamos dando esa lucha. 

¿Cuál es el peligro con Movadef? que tenga una gran audiencia y que convenza a la gente con su prédica. ¿Se puede evitar que los reclamos de esta gente sean escuchados, persiguiéndolos y prohibiéndoles la participación política? la experiencia muestra que no, que por el contrario, la persecución y la represión victimízan a los perseguidos y eso a la larga los beneficia, pues se ganan el apoyo de la gente. ¿No es eso acaso lo que hemos visto? ¿No tienen la sensación que Movadef es más grande ahora que cuando le negaron la inscripción? ¿Y no creen que seguirá creciendo si no se les enfrenta con las armas de la democracia, es decir luchando ideológica y políticamente con ellos y demostrando que sus tesis políticas son un desastre, que son violentistas y que al final tan solo son defensores de criminales presos por delitos contra la humanidad? Es fundamental demostrarle a la gente esto, y eso no se va a hacer con persecuciones.

En Argentina, Movadef haciéndose la victima perseguida, consiguió el apoyo del premio nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y de las Madres de Plaza de Mayo, ambos con un gran prestigio mundial como defensores de los derechos humanos y la paz. Si el embajador no los hubiera recibido (a ellos no, pero a otros peruanos síGui?o, o hubiera -como sugieren algunos- mandado a llamar a la policía para q los aprese, les hubiera dado en la yema del gusto, pues eso era lo que buscaban, victimizarse y demostrar persecusión.

Lo que hizo el embajador Lynch, al margen de apreciaciones a favor o en contra, dejó a Movadef sin argumentos. Pero la DBA, con Chichita, Aldito, Martha Meier a la cabeza y algunos tontos útiles ocasionales de acompañantes, se encargaron de jugar para el otro equipo y demostrar -al menos en Argentina- que al parecer, Movadef sí tenía razón al denunciar que son perseguidos por sus ideas.

Ojala que todo esto no haya sido lo que muchos podrían llamar un completo autogol. Veremos cómo se desenvuelven las cosas... pero de lo que sí no hay la menor duda, es que la forma de ganarle a Movadef, es con inteligencia, no con ataques convulsivos, parálisis y otros trastornos... o sea, firmes pero no bestias.


Por Jota Hurtado


Tags: Movadef, Argentina, Nicolas Lynch, Psicosocial, Fujimori, Abimael, Lesa Humanidad

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com