contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Jueves, 13 de septiembre de 2012

Carlos Reyna: Y finalmente... ¿que es el terrorismo?

Ya hemos sostenido que el Sendero de la fase MOVADEF no tiene como principal interés el de discutir públicamente sobre su pasado, sino el de incrustarse en las luchas sociales del presente, a la espera de una nueva oportunidad.

Sin embargo, su pasado es tan denso y viscoso, que le es imposible desprenderse de él. Ahora sus  voceros hablan mucho acerca de derechos fundamentales, pero en sus medios impresos o digitales siguen justificando la alevosa violencia que aplicó contra esos mismos derechos de miles de civiles inermes.

Y una de esas justificaciones consiste en afirmar que lo que ellos hicieron no fue terrorismo sino una guerra revolucionaria. Esa es una afirmación que no va a convencer a mucha gente, pero sí puede embaucar a jóvenes que no vivieron aquella época.

En efecto, en la niebla que deja el tiempo transcurrido, ciertos jóvenes pueden creer que es igual  el integrante de una secta que desata una violencia arbitraria contra todo y contra todos, que un rebelde que acompaña a una insurgencia popular contra un orden tiránico.

Una parte de lo que se necesita para impedir esa confusión es volver a informar. Hacer saber cuánto crimen cometió SL contra población civil pobre y desarmada, entre ellos alcaldes distritales o provinciales, dirigentes campesinos, barriales, indígenas, sindicales, incluso sacerdotes o técnicos de cooperación al desarrollo.

Otra parte de lo necesario a desarrollar, aunque parezca un exceso académico,  es la clarificación conceptual. Qué cosa, finalmente, es el terrorismo, cuáles son sus rasgos recurrentes, qué lo diferencia de otras expresiones de violencia política. En el Perú, terrorismo es uno de los términos más usados y menos aclarados y descifrados. Ese es un deslinde conceptual pendiente para  terminar de hacer el aprendizaje de los ochentas y noventas.

La  afirmación de que un grupo terrorista es el que hace uso del terror como medio predominante para alcanzar o ejercer el poder, es tautológica y poco explicativa. Para fines de entender su sorprendente violencia y lo diverso de sus víctimas, que son sus manifestaciones más visibles,  acaso sea más útil un concepto que apunte a explicar el proceso de su origen y la singular relación que establece con el resto de la sociedad.

Mi hipótesis es que en el origen de un grupo terrorista como Sendero están el reconocimiento de sus cuadros de su impotencia para librar la lucha política y la autoatribución de una pureza ideológica absoluta.

Usando una frase de Enzensberger, se trata de “perdedores radicales” que optan por ejercer violencia en múltiples direcciones, ya no para tomar el poder, sino para expiar su propio fracaso y  castigar a los culpables de su impotencia: al Estado porque los reprime y al pueblo porque no los apoya.

En su fase MOVADEF, Sendero debe ser refutado, especialmente en los sectores sociales donde busca reciclarse, demostrándole que su estirpe es esa, la del terrorismo.

Fuente: La República


Tags: Terrorismo, Sendero Luminoso, Movadef, Derecha, Revolucion, Peru

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com