contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Viernes, 26 de junio de 2009

Bolivia: ?Los campesinos bolivianos no traicionaron al Che?

Quién haya visto el cine nacional de años recientes con seguridad reconocerá a uno de los personajes de “Che II. Guerrilla”, producción hollywoodense de Steven Soderbergh que se estrena para el público masivo desde este jueves en el Cine Center.


En el filme, que narra la incursión armada del revolucionario Ernesto Che Guevara en el país, sobresale, entre otras importantes participaciones de actores bolivianos, la de Luis Bredow Sierra. El experimentado actor de cine y teatro asumió el rol de Honorato Rojas, campesino que se vio en medio de las operaciones guerrilleras y militares, a fines de la década del 60.

Pese a ser papel un pequeño, Bredow se esforzó por hacerlo representativo de los sectores indígenas de la época, tarea para la cual el director le permitió incluso la modificación del guión para sus escenas, todo para demostrar que “Honorato no fue nunca un traidor”.

Hojas de coca

La participación del boliviano cobró por otro lado notoriedad a causa de una reciente nota de prensa publicada en varios matutinos, en la que se afirma que el boricua Benicio del Toro, el protagonista de “Guerrilla” emulando a Guevara, se habría negado a recibir de manos de Bredow hojas de coca, versión negada por éste último y por el equipo nacional que participó en el rodaje.

En la siguiente entrevista, el actor boliviano da su versión sobre este asunto, acerca de los indígenas en los tiempos de la incursión armada del argentino-cubano y la experiencia de haber sido parte de una gran producción.

“Guerrilla”, película que continúa a “Che I. El Argentino”, tuvo su premier el pasado lunes en Cochabamba, y en el filme participan también los bolivianos Rodrigo Bellott (director de casting), Daniel Larrazabal, Diego Ortiz, Cristian Mercado, Antonio Peredo, Jorge Arturo Lora, Ariel Muñoz, Roberto Gilhon y Daniel Aguirre, en el papel de los que acompañaron la gesta de Guevara en Bolivia.

La cinta llega a Bolivia tras haberse estrenado hace un año en el Festival de Cannes, en el que Del Toro obtuvo el premio al Mejor Actor, al igual que en los Goya de España.

Confusión

-Estilo & Cultura (EC): ¿Cuál es su versión sobre el supuesto rechazo de Benicio del Toro a la hoja de coca?

Luis Bredow (LB): Ha habido una confusión de las más chistosas, es la confusión más tonta que puede haber porque es confundir al actor con su personaje. Se dice que Benicio del Toro rechazó la hoja de coca que mi personaje le está ofreciendo. Mi personaje es un campesino boliviano que, cuando llega el Che, le ofrece hojas de coca. Y el Che no mastica coca, no acullica coca, entonces es el Che el que rehusa las hojas, no Benicio del Toro. Eso es todo.

-EC: Nos comentaron que del Toro incluso llegó a tomar bebidas de coca en La Paz...

LB: Claro, no podía mantenerse aparte, además él no tiene una actitud tan rígida con nada, es una persona normal. El rechazo de la coca se dio en la película cuando yo estaba interpretando a un campesino, entonces llega el Che, el campesino ve hombres armados que no conoce, peligrosos puesto que están armados, y trata de suavizar la relación ofreciendo coca. Y además ofreciendo coca para saber quiénes eran esas personas, si eran personas que estaban acercándose o no a su cultura. El Che le rehusa la coca y, por lo tanto, el campesino dice: “Estos no son de los míos”. A mí me parece importante esta escena, puesto que mucho se ha dicho que Honorato Rojas es un traidor. Pero tú puedes ser traidor solamente cuando has prometido fidelidad. Él nunca prometió fidelidad al Che, no lo conoce, no sabe quién es y, además, sufre por causa del Che. Se llevan sus chanchos a cambio de billetes ¿Y qué hace Honorato Rojas con dinero en esa zona? Si lo va a gastar en alguna parte le cae encima el Ejército, preguntándole de dónde ha sacado el dinero, y entonces no podía utilizar el dinero. Tampoco podía comprar mucho porque en esa zona no hay muchas tiendas. Entonces, cambiar un cerdo por un papel era como para que sienta que le habían robado. Lo mismo sucede con el Ejército, éste le presiona y le roba sus gallinas, entonces el campesino Honorato Rojas está entre dos fuegos y hace lo que le parece más correcto hacer: escoge el lado. Probablemente era un hombre que había hecho su servicio militar, entonces se pone del lado del Ejército de su país ¿Quién sería ese señor barbudo que se llamaba Che Guevara? Se ha hablado muy mal de Honorato y finalmente terminan matándolo. El ELN (Ejército de Liberación Nacional) va a Santa Cruz y lo ajustician, no le dan la menor oportunidad ni de defenderse ni nada. Como piensan que es un traidor, lo asesinan. Y durante mucho tiempo, en los años 60, se habló mucho de una especie de traición de los indígenas y los campesinos bolivianos al Che, y eso me parece injusto. Los campesinos bolivianos no lo hicieron. Es una visión hagiográfica del Che. Se supone que el Che venía y los campesinos lo tenían que reconocer quién sabe por qué.

-EC: En ese sentido, el rol de Honorato es muy representativo de los hechos...

LB: Sí, y yo lo he tomado con mucha seriedad. Es un papelito corto, pero he tratado que ahí se muestre cuál era la situación de los campesinos e indígenas bolivianos durante el tiempo del Che.

-EC: Se nota mucho la desconfianza y el rol de víctima de su personaje.

LB: Eso es lo que yo quería mostrar porque me parece que en toda la historia del Che los bolivianos no quedamos muy bien parados o somos criticados de alguna manera. Critican que el Ejército boliviano estaba manejado por la CIA (agencia de inteligencia de Estados Unidos), lo cual no es totalmente real. Y se critica que los campesinos no se plegaron inmediatamente al Che. También se critica que el Partido Comunista no apoyó. Bueno, quizá el Partido pensó que esto era una aventura un poco descabellada y que no iba a dar resultado ¿Y cuál ha sido el resultado de toda la aventura del Che? Han sido las dictaduras militares que han aumentado. El 78 comienzan las atrocidades en Argentina y también la violencia de las guerrillas urbanas, y durante mucho tiempo Sudamérica vivió una época histórica muy dura.

Por Sergio de la Zerda

Fuente: Opinión.com

 


Tags: bolivia, che, del toro

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com