contra el narcotráfico, despenalización de la hoja de coca

Domingo, 05 de agosto de 2007

Entrevista con Evo Morales en Suiza: Balance de un a?o y medio de gobierno

De paso por Suiza, el presidente boliviano ha hecho balance del a?o y medio en el poder. El antiguo sindicalista subraya los indicadores econ?micos y la nueva credibilidad internacional

Evo Morales: Bolivia ya no tiene due?os sino socios.

Fue un secreto bien guardado. El jueves [28 de junio] el presidente Evo Morales realiz? un viaje rel?mpago a Zurich para defender el f?tbol boliviano ante Joseph Blatter, el patr?n de la FIFA que estaba dispuesto a prohibir cualquier competici?n internacional por encima de los 2.500 metros de altitud. Un viaje que tuvo ?xito -en contra de lo esperado- seg?n un comunicado publicado ayer por la federaci?n internacional del deporte rey...

Entre sus dos traves?as del Atl?ntico, el presidente boliviano ha tenido tiempo para reunirse con un experto suizo en bio-carburantes, para jugar un partido de f?tbol (perdido por 2-1) con los bolivianos de Zurich, para mantener un largo encuentro con sus compatriotas en el exilio y para responder a las preguntas del Courrier y del Ev?nement Syndical. Una entrevista sobre el balance de los diecisiete meses de gobierno popular, caracterizados por la recuperaci?n de la dignidad nacional y por una pol?tica econ?mica y social tan ambiciosa como pragm?tica.

Usted afirma a menudo que no nunca se hab?a preparado para dirigir Bolivia. ?Qu? ense?anzas ha sacado despu?s de estos diecisiete meses?

E. M.: Hemos demostrado que un indio pod?a gobernar, y hacerlo incluso ?mejor que otros! Por supuesto, hemos cometido errores. Jam?s hab?a so?ado con ser presidente pero las circunstancias han querido que pas?ramos de defender la hoja de coca a la defensa de los recursos naturales y a la pol?tica. Personalmente, me hab?a preparado s?lo para la lucha sindical: para cortar carreteras.. eso s? que lo sab?a hacer (se r?e)

En un a?o y medio hemos aprendido mucho. Y el proceso de cambios estructurales en democracia da sus frutos. Pero se necesitar? mucho m?s tiempo para pagar la deuda acumulada con el pueblo desde hace 500 a?os.

?De qu? resultados econ?micos y sociales est? m?s satisfecho?

Durante la campa?a electoral, nuestros adversarios aseguraban que si lleg?bamos al poder la inflaci?n se disparar?a y nuestra moneda se devaluar?a... pero no ha ocurrido as?. Por el contrario, la estabilidad macroecon?mica est? garantizada. El crecimiento supera el 5% y nuestra moneda se ha revalorizado frente al d?lar. En cuanto a las inversiones, est?n creciendo, si bien todav?a no suficientemente.

Mi preocupaci?n en enero pasado, cuando present? mi informe ante el Congreso, era que los progresos no se reflejaran todav?a en la microeconom?a, en las peque?as empresas, en las econom?as familiares, pero el domingo a trav?s de un peri?dico que no nos es precisamente favorable, le? que se han creado 12.000 peque?as empresas y si uno tiene en cuenta las iniciativas no declaradas seguramente ser?n el doble.

?Y en el plano social?

Un informe reciente de una ONG muy cr?tica con el Gobierno considera que el paro ha bajado dos puntos. Yo creo que el descenso es mayor. Y despu?s de a?os de estancamiento el salario m?nimo ha aumentado cerca del 20%.

Hoy, casi cinco millones de personas, es decir m?s de la mitad de los bolivianos, se benefician de asistencia sanitaria gratuita; la mortalidad infantil ha disminuido y gracias a la cooperaci?n con Cuba 100.000 personas han podido operarse de los ojos.

En el ?mbito de la educaci?n, hemos encontrado muchas dificultades, pero gracias al bono Juancito Pinto(1)(el Gobierno da 30 francos anuales por ni?o escolarizado)(2) muchos ni?os han vuelto a las escuelas p?blicas. El a?o pasado no tuvimos ni un d?a de huelga en las escuelas y en 2007 s?lo ha habido dos d?as... ?Por qu?? Pues porque antes los maestros se ve?an obligados a hacer por t?rmino medio un mes de huelga para conseguir un aumento salarial del 3%, y nosotros lo hemos subido primero un 7% y luego otro 6%.

?Qu? papel ha desempe?ado la reforma de los hidrocarburos en estos avances?

A mi juicio, ha sido fundamental. El a?o pasado las inversiones p?blicas han alcanzado un nivel r?cord y a pesar de ello Bolivia termin? el a?o 2006 con super?vit, algo que ocurr?a por primera vez ?desde 1940! El a?o 2005, el Estado recibi? menos de 300 millones de d?lares de ingresos vinculados a la explotaci?n del gas y del petr?leo. Gracias a la revisi?n de los contratos con las multinacionales y a las nacionalizaciones este a?o ingresaremos 1.600 millones. Y en esta cantidad no se incluye la subida de las tarifas que acabamos de firmar con el Estado brasile?o de Cuiaba y el que estamos a punto de conseguir con R?o de Janeiro... en diecisiete meses, hemos reducido nuestra deuda exterior de 500 d?lares por habitante a 200. Gracias, en parte, a la condonaci?n de pr?stamos de Jap?n y Espa?a.

La saneada situaci?n del Estado se debe tambi?n a la austeridad que hemos impuesto al bajar los altos sueldos del Estado, empezando por el m?o. Hay que destacar asimismo la lucha contra la corrupci?n: he tenido que cesar a miembros del Gobierno y a funcionarios contra quienes se hab?an presentado graves acusaciones. Los bolivianos saben que ahora ya no se va a tolerar. Un sondeo indica que el 85% considera que la corrupci?n se ha reducido.

Todo ello ha llevado a que nuestras reservas internacionales hayan pasado de 1.400 millones a 3.700 millones de d?lares. No le oculto que hemos tenido vivos debates en el seno del Gobierno, ya que algunos dicen que "es necesario gastar esas reservas, invertirlas; que no vamos a guardar la hucha a la espera de que los neoliberales vuelvan al poder", pero yo no estoy de acuerdo y espero que este a?o superaremos los 4.000 millones. Usted sabe, un pa?s es un poco como una familia, su influencia depende en buena medida de su fortuna.

Tras el gas, ?tiene otros proyectos de reformas estructurales?

Hemos presentado un proyecto de ley creando un impuesto sobre la exportaci?n de minerales. Los precios no dejan de subir y es preciso que el pueblo se beneficie tambi?n.

?No tiene miedo a espantar a los inversores?

La reforma est? enfocada a gravar s?lo una parte de los beneficios. Si los precios internacionales suben, nuestros ingresos aumentar?n tambi?n. Y en cualquier caso las inversiones siguen siendo importantes: ninguna de las multinacionales de hidrocarburos se ha ido porque nuestras reformas no han sido confiscatorias. Su objetivo es simplemente acabar con el expolio de nuestros recursos. No tenemos suficiente capital propio para permitirnos prescindir de los inversores. Pero, hoy, ya no tenemos patrones, tenemos socios. A partir de ahora, las multinacionales deben cumplir sus compromisos de inversi?n y si no lo hacen revisaremos su situaci?n. ?Quieren seguridad jur?dica? Pues que empiecen por cumplir sus obligaciones contractuales.

?Qu? ha cambiado para Bolivia en el ?mbito internacional?

En la actualidad nos hacemos respetar. Antes, cuando un presidente de Bolivia iba a una reuni?n internacional era para apoyar una u otra iniciativa adoptada por Estados Unidos o por Brasil o Venezuela o qu? s? yo por qui?n. Ahora, nosotros establecemos nuestra l?nea de actuaci?n pol?tica. F?jese en el tema de la defensa del agua como un bien p?blico que no puede privatizarse. Para nosotros, el acceso al agua debe ser reconocido como un derecho humano. Pues bien, nuestra propuesta ha obtenido ya el apoyo de ?noventa pa?ses! Veamos las relaciones econ?micas. Bolivia ha pasado de ser un pa?s menospreciado por ser el m?s pobre de Sudam?rica a convertirse en un socio de pleno derecho del Banco del Sur. Gracias a nuestras reservas financieras, tenemos a partir de ahora capacidad de endeudamiento. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acaba de concedernos un pr?stamo de 120 millones [de d?lares] para construir una carretera hacia la Amazonia, y sin condiciones.

Usted ha anunciado la retirada de Bolivia del CIADI, organismo de mediaci?n entre los Estados y las multinacionales, adscrito al Banco Mundial (BM). ?Se van a retirar ustedes tambi?n de esta instituci?n y del Fondo Monetario Internacional (FMI) como ha hecho Venezuela?

No. El CIADI es una cosa, el BM y el FMI son otra. Respetamos a estas dos instituciones porque han cambiado de actitud. En el pasado, el BM y el FMI nos impon?an sus pol?ticas. Por ejemplo, en 2003, cuando obligaron al Gobierno a imponer un impuesto sobre los salarios. La insurrecci?n, y la represi?n que la sigui? ocasionaron trece muertos, por su culpa. Cuando llegu? al poder, les dije: "Si quieren colaborar con Bolivia, de acuerdo, pero apoyen nuestros proyectos porque no aceptaremos ninguna imposici?n". Entonces, nuestras relaciones se interrumpieron hasta finales de 2006, cuando volvieron para decirnos que aceptaban nuestras condiciones. El CIADI es distinto. No se puede participar en un organismo en el que los Estados son siempre los perdedores. Hay empresas que no respetan ni las leyes ni los contratos, y que en ocasiones no pagan sus impuestos, y el CIADI siempre les da la raz?n.

Usted tiene problemas con una multinacional suiza, Glencore, a la que ha nacionalizado su fundici?n Vinto. ?Tiene algo que decirle a la empresa o transmitirle al pueblo suizo?

Por el momento, nos negamos a llevar a cabo una campa?a para denunciar a Glencore. Podr?amos demostrar a la opini?n p?blica las ilegalidades cometidas, pero preferimos el di?logo. Dejando claro que jam?s renunciaremos a la nacionalizaci?n de la fundici?n.

En Suiza viven muchos bolivianos sin papeles. ?Tiene intenci?n de llevar a cabo conversaciones bilaterales sobre este asunto?

No. Hemos iniciado un di?logo por bloques. La v?a bilateral y tem?tica llevar?a demasiado tiempo y energ?a y esa es la raz?n por la que el conjunto de los pa?ses andinos negocian un acuerdo con Europa. Este di?logo aborda aspectos pol?ticos y comerciales pero tambi?n otros temas de solidaridad y fraternidad. Pero, cuidado: no habr? acuerdo salvo que se acepten nuestras diferencias. Por ejemplo, nosotros nos oponemos a las patentes sobre los seres vivos. La vida no es una mercanc?a y en cuanto al car?cter p?blico de los recursos naturales, y en particular del agua, tiene que estar garantizado. Bolivia debe proteger tambi?n su producci?n.

Evidentemente, deseo que se aborde la cuesti?n migratoria. Hace 500 a?os, cuando los europeos llegaron a Abya Yala (nombre aut?ctono del continente) no exist?an ni los visados, ni los muros, ni las expulsiones. Hoy los sobrevivientes de aquella invasi?n aspiran a vivir mejor. A nosotros nos gustar?a que los pa?ses europeos desarrollaran una conciencia hist?rica y humana ante los problemas de la inmigraci?n. Que su pol?tica fuera respetuosa con las personas y no excluyente. El problema de fondo- que tendremos que resolver juntos- es de la asimetr?a entre los continentes.

Elecciones despu?s de la Constituci?n

Una parte de la derecha le hace una oposici?n muy dura, incluso ha habido peticiones de que el ej?rcito intervenga contra usted...

Hay algunas familias privilegiadas dispuestas a hacer mucho da?o al pa?s con tal de recuperar las ubres del Estado que las han alimentado durante tanto tiempo Esas gentes no soportan ?que un indio gobierne en su lugar! Pero no son muchos.

Pero son muy poderosos...

No tanto, en realidad. Tienen mucho dinero, pero el actor fundamental para el Estado, el verdadero interlocutor de la sociedad civil, es el movimiento sindical. Salvo en una ocasi?n en la que sac? a 100.000 personas a la calle, la burgues?a no se llega a movilizar.

Pero la oposici?n controla el Senado y seis provincias.

Es cierto. Y eso limita nuestro margen de maniobra, pero no pierdo la esperanza de encontrar una mejor coordinaci?n con los gobernadores de las provincias. En cuanto al Senado, cuando se apruebe la nueva Constituci?n, convocaremos elecciones legislativas y presidenciales.

La Asamblea Constituyente tiene dificultades para llegar a un consenso.

El desacuerdo principal se refiere al asunto de las autonom?as. Nosotros estamos a favor de la autonom?a de las provincias, al igual que la oposici?n, pero con dos condiciones: que la autonom?a no suponga divisi?n, es decir independencia, y que no excluya la posibilidad de autonom?as ind?genas. He venido con frecuencia a Ginebra para defender la causa de los ind?genas: se trata de una lucha hist?rica, de una reivindicaci?n mundial. No puede quedar subordinada a los deseos de autonom?a provincial que se plantean desde hace poco tiempo. Unamos las dos, repartamos las competencias y el problema queda solucionado. Pero si no se llega a un compromiso, ser? peor. Que se convoque un refer?ndum. No tenemos miedo del veredicto del pueblo. Quiz?s Evo Morales y los movimientos sociales estemos equivocados.

Por Benito P?rez

--------------------------------------------------------------

Notas

1. N.T.: H?roe infantil boliviano, cuyo nombre ha dado el gobierno de Evo Morales al bono para que los ni?os vayan a la escuela.

2. N.T.: Las observaciones entre par?ntesis son aclaraciones del entrevistador [30 francos suizos son aproximadamente 18 euros]

Le Courrier/MichelCollon.info

[Traducido del franc?s para La Haine por Felisa Sastre]

Fuente: Alternativa Bolivariana

Añadir comentario

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com